Huracán Frances comienza lentamente a azotar a Florida

Aunque debilitado, el fenómeno podría castigar con fuertes lluvias e inundaciones a la costa este de Estados Unidos.

04 de Septiembre de 2004 | 13:34 | Reuters

Diversos daños en viviendas y embarcaciones ha provocado hasta ahora la tormenta.
COCOA, Estados Unidos.- Fuertes vientos y lluvias comenzaron a azotar el este del estado norteamericano de Florida este sábado a medida que el huracán Frances avanzaba lentamente desde el norte de las Bahamas hacia Estados Unidos.

Aunque debilitado, Frances -que castigó duramente a las Bahamas- podría provocar lluvias torrenciales en la costa atlántica de Florida, donde 2,5 millones de personas recibieron la orden de evacuar sus hogares.

Según los pronósticos, las condiciones de tormenta durarían entre 12 y 15 horas. Michael Brown, director de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias de Estados Unidos, dijo que no se debería bajar la guardia por el debilitamiento de Frances, pues igualmente podría causar daños enormes.

"Es una tormenta enorme", dijo Brown a los periodistas. "A diferencia de (el reciente Huracán) Charley, esta tormenta trae mucha más humedad. Este podría ser un episodio de inundaciones muy significativo", agregó.

En las Bahamas, el huracán mató a una persona, hizo volar techos, derribó árboles y líneas de energía y causó inundaciones amplias en el archipiélago de alrededor de 700 islas que cuenta con unos 300 mil habitantes.

A las 8 a.m. (12:00 horas GMT), la tormenta, de lento avance, estaba a unos 180 kilómetros al este de West Palm Beach, Florida, y se cernía sobre Freeport, en la isla Grand Bahama, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

El huracán se movía en dirección oeste-noroeste a 9 kilómetros por hora en un sendero que podría hacer que su centro alcance la costa cerca de Vero Beach, al sur de Cabo Cañaveral -el sitio de lanzamiento de los transbordadores espaciales de la NASA- el sábado por la noche o en las primeras horas del domingo.

Los vientos sostenidos más fuertes de la tormenta llegaban a 170 kilómetros por hora, bastante por debajo de los vientos devastadores de 235 kilómetros por hora que tenía hace dos días, pero eran lo suficientemente fuertes como para derribar árboles, líneas de energía y arrastrar casas móviles.

Se preveía que los vientos huracanados se extenderían a 170 kilómetros desde el centro de la tormenta, pero parecía posible que las áreas más pobladas de la costa este de Florida, como Miami y Fort Lauderdale, se salvarían de los vientos más fuertes.

Charley, un huracán más poderoso pero mucho menor, provocó daños a bienes asegurados por un total de 7.400 millones de dólares y dejó más de 20 muertos.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores