Fujimori está convencido de que no será extraditado

El ex Mandatario peruano criticó duramente al Presidente Alejandro Toledo por exponer su caso ante la 59a Asamblea General de la ONU.

23 de Septiembre de 2004 | 13:16 | DPA
LIMA.- El ex Presidente peruano Alberto Fujimori se declaró hoy convencido de que Japón no lo entregará en extradición, y criticó al actual Mandatario, Alejandro Toledo, por exponer el caso ante la Organización de las Naciones Unidas.

"Es obvio que no va a haber ninguna respuesta clara, válida y concreta (a las supuestas dudas sobre su responsabilidad penal), y que se ha recurrido a este foro internacional para mostrar un show, porque no se puede tentar una extradición sólo en base a suposiciones y dichos de terceros", dijo Fujimori, en una cinta enviada a la radioemisora limeña RPP.

El ex Jefe de Estado, que elude desde Tokio a la justicia peruana, que lo reclama por delitos de lesa humanidad y corrupción, reaccionó así un día después de que Toledo utilizara la 59a Asamblea General de la ONU para pedir la colaboración de las autoridades niponas.

"Negar este acceso a la justicia sería consagrar la impunidad. Esperamos que esto (una respuesta negativa al pedido de extradición) no suceda", dijo Toledo en su discurso ante la comunidad internacional en Nueva York.

"En lugar de sostener que Japón es cómplice de supuestos delitos y que es un Estado que avala la impunidad, Toledo y su Poder Judicial deberían responder el cuestionario japonés que ha desbaratado una a una las razones que justificarían su tan exigida extradición", afirmó en la cinta Fujimori.

El ex Presidente se refería al hecho de que Tokio, en lo que analistas peruanos interpretaron como un inadecuado anticipo de opinión, una intromisión en temas que no le competen y una estrategia para rechazar el pedido, cuestionara los cargos por supuesta falta de pruebas contundentes, y pidiera mayores precisiones.

La solicitud de extradición se sustenta en dos masacres cometidas entre 1991 y 1992, en las que murieron 25 personas y las que de acuerdo a testimonios de implicados tuvieron el visto bueno del entonces Mandatario.

Fujimori, de 66 años, vive en Tokio al amparo de su nacionalidad japonesa y, según versiones periodísticas de ambos países, cuenta con total respaldo del gobierno nipón, en especial por sus vínculos con influyentes sectores de ultraderecha.

Este miércoles, después de que Toledo expusiera el caso ante la ONU, el ministro peruano de Relaciones Exteriores, Manuel Rodríguez Cuadros, anunció desde Nueva York que Lima podría llevar el asunto a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, "si es que la respuesta japonesa demorase un lapso que no esté de acuerdo con las prácticas internacionales".

"Vamos a actuar con decisión, pero también con coherencia y con una sustentación jurídica sólida", aseveró Rodríguez Cuadros.

En su mensaje de hoy, Fujimori insistió en que hay persecución política en su contra y aseguró que Toledo y sus aliados tienen temor porque él piensa regresar a Perú para intervenir en política.

"Nadie me va a llevar a la fuerza al Perú. Volveré por mis propios medios para ponerme al frente del pueblo y reconstruir el desastre que Toledo y sus socios han generado", manifestó.

El ex Presidente insiste en que postulará a la presidencia en 2006, pese a que está inhabilitado para ocupar cargos públicos hasta 2011, lo que los analistas interpretan como una estrategia para dar imagen de "perseguido político".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores