Nobel de Química va a investigadores de degradación celular

Aaron Ciechanover y Avram Hershko, de la Universidad de Haifa, e Irwin Rose, de la de California, se hicieron acreedores del galardón por sus estudios de las proteínas.

06 de Octubre de 2004 | 07:43 | EFE
ESTOCOLMO.- La Academia Sueca de las Ciencias reconoció hoy con su Nobel de Química los trabajos de dos israelíes, Aaron Ciechanover y Avram Hershko, y del estadounidense Irwin Rose en la investigación de procesos de degradación celular, fundamental por su aplicación en tratamientos contra el cáncer.

Ciechanover y Hershko, de la Universidad de Haifa, y Rose, de la de California, se hicieron acreedores del galardón por sus estudios de las proteínas, concretamente por "el descubrimiento de la degradación proteínica de la ubiquitina", según la explicación de la Academia.

El descubrimiento del sistema de la ubiquitina permite el desarrollo de drogas contra éstos u otros procesos degenerativos, constata la argumentación del premio, que cita como ejemplos de sus aplicaciones en medicina el cáncer de cérvix y la fibrosis cística.

El sistema de la ubiquitina desempeña un papel fundamental en importantes procesos celulares, como su división o transformación en cancerosas.

Las primeras investigaciones de los dos científicos israelíes establecieron, ya en los 70, que las células eliminan proteínas en el mismo grado con que las producen. Ciechanover y Hershko constataron entonces que en el proceso de destrucción actuaban tres enzimas de forma secuencial.

Más tarde se descubrió que tal proceso puede favorecer el desarrollo de ciertas enfermedades y desembocar en procesos cancerígenos.

Con su elección, la Academia Sueca distingue el salto dado por estos tres científicos a la investigación en el campo de las proteínas y en los procesos cíclicos de las células.

En su veredicto, se cita como ejemplos de aplicación médica de esas investigaciones la reconstrucción del ADN, control de producción de nuevas proteínas e importantes aspectos de las defensas inmunológicas.

Ciechanover, de 57 años, nació en Haifa (Israel), se graduó en Medicina en 1981 en el Institute de Tecnología de Haifa (Technion) y actualmente es profesor en el departamento de bioquímica y director del Rappaport Family Institute for Research in Medical Sciencies del citado instituto.

Hershko, de 67 años, nació en la ciudad húngara de Karcag, aunque también es ciudadano israelí. Se graduó en 1969 en el Hadassah Medical School of the Hebrean University, en Jerusalén y actualmente trabaja en el instituto del que su colega Ciechanover es director.

Rose tiene 78 años, es estadounidense y nació en Nueva York. Se doctoró en 1952 en la Universidad de Chigaco y sigue trabajando como especialista en el departamento de Fisiología y Biofísica en la University of California, en Irvine, Estados Unidos.

Los tres científicos compartirán el Nobel de Química, dotado al igual que el resto de los galardones de la "familia Nobel" con 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de euros).

La ceremonia de entrega se celebrará, de acuerdo a la tradición, el 10 de diciembre, aniversario de la muerte del fundador de los premios, Alfred Nobel.

El de Química cierra la ronda de los Nobel dichos "científicos", tras los anunciados en la categoría de Medicina, el lunes, y de Física, el martes.

Mañana se dará a conocer el correspondiente a Literatura, que concede la Real Academia Sueca de la Lengua, mientas que el viernes el escenario de los Nobel se trasladará a Oslo, donde se dará a conocer el de la Paz. El ciclo concluirá el próximo lunes, con el anuncio por parte del Banco de Suecia del de Economía.

Los Nobel "científicos" del presente año han estado claramente dominados por los investigadores estadounidenses.

El primero de la semana, el de Medicina, fue para los norteamericanos Richard Axel y Linda B. Buck por sus investigaciones pioneras sobre el sentido del olfato.

El de Física, al día siguiente, fue asimismo para un trío estadounidense, David J. Gross, David Politzer y Frank Wilczek, por su incursión en el núcleo atómico y la correlación de fuerzas en los quarks, las más pequeñas partículas de la materia.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores