Bombardeo de EE.UU. mata a cinco personas en Falluja

Testigos dijeron que el bombardeo fue el más intenso llevado a cabo sobre la ciudad en varias semanas. Entre las víctimas hay una mujer y un niño.

04 de Noviembre de 2004 | 08:27 | Reuters
FALLUJA.- Aviones y tanques estadounidenses bombardearon Falluja durante la noche del jueves, matando a cinco personas e intensificando la presión sobre la ciudad más rebelde de Irak, que se prepara para una ofensiva total ahora que han terminado las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

El ejército de Estados Unidos dijo el jueves que dos ataques aéreos después de medianoche destruyeron “barricadas de combate” preparadas por insurgentes en el noreste y sureste de la ciudad musulmana sunita.

Los ataques se produjeron tras lo que testigos dijeron fue un intenso bombardeo nocturno en distritos del este y noroeste de la ciudad por aviones AC-130 y tanques que sacudieron la zona durante media hora.

Los testigos dijeron que el bombardeo fue el más intenso llevado a cabo sobre la ciudad en varias semanas. El médico Ahmed Mohammed dijo que cinco personas habían muerto, incluyendo una mujer y un niño. Todos estaban en un coche que recibió un impacto cuando intentaban huir de la ciudad.

Una mujer resultó gravemente herida y una adolescente perdió la pierna derecha en ataques aéreos el miércoles, dijeron responsables hospitalarios.

El ejército de Estados idos está preparado para llevar a cabo un asalto sobre Falluja, situada a unos 50 kilómetros al oeste de Bagdad y la ciudad sunita de Ramadi, más al oeste, como parte de un intento del gobierno provisional para estabilizar Irak antes de las elecciones nacionales previstas para enero.

Soldados de la Marina de Estados Unidos se habían quedado aparentemente en el perímetro de la ciudad, la mayoría de cuyos 300.000 habitantes ya han huido por seguridad.

El primer ministro interino iraquí, Iyad Allawi, de visita en Europa, no ha dado públicamente luz verde para el asalto de Falluja y Ramadi, pero los marines dicen que necesitan la orden de él y del recién reelegido presidente George W. Bush.

Chiítas del barrio marginal de la capital de Ciudad Sadr, donde el clérigo anti-norteamericano Moqtada al-Sadr tiene mucho seguimiento, dijeron que Bush debe mantener ahora sus promesas de reconstruir Irak y celebrar elecciones.

“Puesto que Bush ha ganado, está obligado a cumplir sus promesas de (...) reconstruir Irak. Fue Bush quien destruyó este país y nuestra ciudad y está obligado a reconstruirlos”, dijo el vecino Qasem al Kaabi.

Rehenes

Sadr, cuya milicia protagonizó dos levantamientos este año, ha variado recientemente sus posiciones acercándose al proceso político, ordenando a sus combatientes del Ejército Mehdi entregar sus armas en Ciudad Sadr.

Otros iraquíes no han prestado apenas atención a la victoria de Bush sobre John Kerry, diciendo que están demasiado ocupados intentando sobrevivir al derramamiento de sangre, caos y secuestros de la posguerra para preocuparse por las elecciones de Estados Unidos.

Extremistas en Irak emitieron un video de tres camioneros jordanos en el que aparecen suplicando a su gobierno que advierta a sus ciudadanos contra la idea de trabajar con fuerzas de Estados Unidos en el país.

“No tendremos compasión con nadie. Atacaremos con puño de hierro a quienquiera que tenga tratos con la ocupación”, dijo uno de los tres hombres enmascarados en la cinta de video entregada a Reuters.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores