EMOLTV

Lisboa tiene un 95% de posibilidades de sufrir un gran terremoto

Paula Teves Costa, del Centro de Geofísica luso, cree que el sismo sería capaz de generar "tsunamis" como el que afectó el pasado 26 de diciembre al sudeste asiático.

08 de Enero de 2005 | 07:56 | EFE
LISBOA.- Una geóloga portuguesa cree que hay un 95% de posibilidades de que en los próximos 200 años un gran terremoto, capaz de generar olas gigantes, afecte a Lisboa y a buena parte de la Península Ibérica.

Para Paula Teves Costa, del Centro de Geofísica luso, el margen de posibilidades es ese, aunque ni ella ni otros colegas se atreven a pronosticar cuándo y dónde tendría el epicentro de ese sismo capaz de generar "tsunamis", como el que afectó el pasado 26 de diciembre al sudeste asiático.

Las emisoras de radio portuguesas difundieron hoy el contenido de una mesa redonda que el viernes reunió en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Lisboa a geólogos y geofísicos, quien llamaron la atención sobre el hecho de que en los "tsunamis", incluso olas de dos metros son capaces de originar graves catástrofes.

Conceisao Freitas, de ese mismo centro, señaló que aunque se asocia la idea de "tsunami" a olas gigantes, que en algún momento de la historia alcanzaron 40 metros, su poder destructor puede ser idéntico con olas de dos a cuatro metros.

"Son olas con gran cantidad de energía y con gran velocidad de aproximación a la costa, que en el litoral se desplazan entre 8 y 17 metros por segundo", añadió la científica lusa, quien recordó que los corredores de cien metros lisos avanzan a una media de 9 metros por segundo.

Además, Freitas explicó que el "tsunami" es como una marejada de larga duración y arrastra muchos restos, lo que justifica que cause a las víctimas graves heridas y hasta la muerte, como sucedió en la catástrofe de hace dos semanas.

Una geóloga de la misma universidad, Isabel Moitinho, coincidió con la anterior en que "bastan dos metros de altura de las olas para causar una catástrofe en cualquier lugar del mundo" y apuntó que, si los seres humanos fuesen juiciosos, "no se instalarían en el litoral".

Moitinho señaló que crear en el Atlántico un sistema de alerta de seísmos y "tsunamis" tendría un costo de cinco millones de euros, equivalentes a la construcción de dos kilómetros de autopista.

Además, los especialistas consideraron que en el caso de un seísmo como el registrado el 1 de noviembre de 1755, del que este año se recordará el 250 aniversario y que causó gran destrucción en Lisboa, con epicentro en el mar al sur del Algarve, la alerta de las olas gigantes se daría entre 15 y 45 minutos antes de la llegada del oleaje destructor.

Todos los participantes señalaron que Portugal y la Península Ibérica están en una zona en la que los grandes sismos se producen en el mar y son susceptibles de originar "tsunamis", y que el 85 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) se genera en la zona costera.

Para la geofísica Ana Baptista, si el sur de Portugal registrase un gran sismo, una ola de 12 metros sólo tardaría 17 minutos en llegar al Algarve; 25 minutos en alcanzar la zona de Lisboa y menos de 45 en alcanzar el Golfo de Cádiz (España).

Los expertos recordaron que Portugal y la Península se sitúan en una zona de peligro, cerca de una placa tectónica.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol