EMOLTV

Indonesia: Elefantes desentierran más de 90 cadáveres al día

Los enormes animales se han transformado en la mejor manera de remover escombros y encontrar a las víctimas del tsunami de pasado 26 de diciembre.

31 de Enero de 2005 | 11:47 | EFE
BANDA ACEH.- Un grupo de elefantes de Sumatra desentierra cada día más de noventa cadáveres de las calles y viviendas de Banda Aceh, Indonesia, la ciudad más afectada por el maremoto del pasado 26 de diciembre.

Hasta el momento, los agentes de protección civil de la provincia de Aceh han encontrado más de un millar de muertos en los barrios centrales de la ciudad gracias a estos animales.

Los elefantes levantan maderas y hierros hasta que los cadáveres quedan visibles y los voluntarios pueden extraerlos.

Para los musulmanes más devotos, los elefantes son uno de los pocos métodos posibles para extraer los cuerpos que aún quedan entre las ruinas.

Según el precepto islámico, está prohibido construir donde se encuentra el cuerpo de un musulmán, por lo que será necesario localizar los cadáveres de todos los que perecieron en Banda Aceh antes de reconstruir la ciudad.

En la "zona cero", cientos de banderas indonesias indican los lugares donde aún quedan cadáveres por extraer.

A estas alturas, los cuerpos de las víctimas están en plena descomposición y, en el barrio de Ajuns, donde los elefantes comienzan cada jornada de trabajo, el olor se hace insoportable.

Andi Basru, la persona que se encargó de adiestrar a los elefantes en las tareas de rescate antes de la catástrofe, perdió con el tsunami a su esposa, a dos de sus tres hijos y la mayor parte de sus posesiones, incluida su casa.

El día fatídico estaba en Tankahan Langka, al norte de Sumatra, y ahora permanece la mayor parte del tiempo en la puerta de una tienda que regentaba su familia antes de la catástrofe.

"Las máquinas pesadas y las excavadoras son útiles, pero tenemos miedo a que se puedan romper los cadáveres, y por eso empleamos los elefantes", declaró Basru.

"Por aquí hay muchos voluntarios, pero la verdad es que tienen pocos medios, y también hay muchos que miran mucho y trabajan poco", añadió.

Labor imprescindible

Los elefantes llegaron al barrio de Ajuns el 27 de diciembre, un día después del tsunami, y permanecerán allí mientras continúen las tareas de desescombro.

"Los elefantes hacen un trabajo imprescindible, porque nadie se atreve a entrar en las casas a buscar más cadáveres", dijo uno de los operarios que trabajan en las tareas de limpieza.

Cada día se encuentran más de 1.500 cuerpos, y hasta el momento han sido enterrados en toda la provincia indonesia de Aceh más de 105.000, mientras que la cifra de desaparecidos asciende a 125.000.

Los más desesperados, que no han encontrado a sus familias cinco semanas después del maremoto, buscan a sus seres queridos en lo que queda de sus antiguas casas.

En Aceh, donde aún se notan a diario las réplicas del maremoto, los equipos de rescate abandonan las bolsas con cadáveres en las puertas de las casas para que un camión pase a recogerlas.

Los elefantes ya eran empleados con anterioridad por las autoridades indonesias para participar en tareas de protección civil y de lucha contra incendios.

Ahora, a pesar de su trabajo, son una de las principales atracciones de la carretera que lleva al campo de refugiados de Lhongka, fundamentalmente entre los cooperantes extranjeros desplazados a la zona.

Dado que el tsunami destruyó gran parte de las infraestructuras, es casi imposible trasladar a los paquidermos a otras ciudades de la provincia para que puedan continuar su labor allí.

Las secuelas de destrucción causadas por el maremoto el pasado 26 de diciembre fue tal que el gobierno de Indonesia considera la posibilidad de no reconstruir buena parte de la zona afectada.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol