EMOLTV

Segundo detenido por incendio de discoteca se declara inocente

Representante de la banda argentina "Callejeros" fue acusado de tener responsabilidad en la organización del evento, asunto que incluía las normas de seguridad.

22 de Febrero de 2005 | 21:57 | EFE
Buenos Aires.- El representante de la banda argentina de rock "Callejeros", el segundo detenido por el incendio de una discoteca en Buenos Aires en el que murieron 192 personas, se declaró hoy inocente e hizo responsable de la tragedia al dueño del local.

Fuentes judiciales señalaron a la prensa que Diego Argañaraz, que gestionaba las actuaciones de "Callejeros", aseguró en su declaración indagatoria que ni él ni los miembros del grupo sabían que las puertas de emergencia de la discoteca "República de Cromañón" estaban bloqueadas.

El incendio se desató en la noche del 30 de diciembre pasado por el lanzamiento de una bengala en el interior de la discoteca, cuando miles de jóvenes asistían a un concierto de rock de los "Callejeros".

El fuego se propagó rápidamente porque los materiales de decoración eran altamente combustibles.

Decenas de espectadores quedaron atrapados al encontrar con candados las puertas de salida del local, que no contaba con los permisos necesarios para funcionar y esa noche su aforo sobrepasaba su capacidad límite.

El representante de la banda de rock, quien quedó detenido ayer, lunes, dijo hoy ante la Justicia que el dueño de la discoteca, Omar Chabán, también detenido, había asegurado al grupo que el techo del local era ignífugo.

Argarañaz, que desvinculó de toda responsabilidad a la banda "Callejeros" en el operativo de seguridad durante el recital en la discoteca "República de Cromañón", está imputado por presunto "homicidio simple con dolo eventual".

Cabán está procesado por el mismo delito, por el que se prevé penas que van de los ocho a los 25 años de cárcel.

El representante de la banda había sido identificado la semana pasada como "el mayor responsable de lo que 'Callejeros' hacía" por el padre de la esposa del representante, Romina, quien murió en el incendio.

César Branzini, suegro de Argañaraz, había dicho que a su yerno "la banda le quedó grande" y acusó al representante de "no dar la cara" luego de permitir que el grupo tocara en "República de Cromañón", que no contaba con las medidas mínimas de seguridad.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol