EMOLTV

Torre más alta de París amenazada de cierre por contaminación de amianto

La torre Montparnasse tiene cuatro pisos contaminados por el amianto, material que provoca fundamentalmente cáncer de pulmón y pleura y mata anualmente a entre 3.000 y 4.000 seres humanos.

14 de Marzo de 2005 | 09:50 | AFP
PARIS- El mayor rascacielos de París, la torre Montparnasse, está inundada de amianto: la noticia salió a la luz el pasado fin de semana y la necesidad urgente de eliminar este producto cancerígeno costará millones de euros y provocará enormes pérdidas a los ocupantes del monumento.

La torre, una perfecta mole rectangular que forma parte del perfil de la capital francesa, es un gran atractivo turístico ya que se sitúa en una zona comercial. Además, en su piso 56º (de un total de 59) hay un restaurante, llamado "El cielo de París", por su vista privilegiada sobre la ciudad.

No obstante, el encanto del lugar se hizo añicos en estos días, cuando los expertos informaron de que la torre estaba inundada de amianto, material aislante, pero prohibido desde mediados de los 90 por considerarse cancerígeno.

Desde 2002, quedó demostrado que cuatro pisos de la torre, considerados técnicos, es decir sin personal, registraban un nivel de contaminación 3, el más alto de la escala. Pero desde entonces, ninguna medida fue tomada.

El riesgo para los visitantes sería pequeño ya que no frecuentan estos pisos, pero sí existe un peligro real para los trabajadores encargados de la manutención.

Además, no se descarta que el amianto esté presente con la misma intensidad en otros lugares como los estacionamientos o incluso en la estructura de cemento de la torre, en la que se sitúan los ascensores, escaleras y varios pasillos.

Esta hipótesis se ve sustentada por el reciente descubrimiento de amianto en un centro comercial anexo a la torre de Montparnasse donde está previsto que los trabajos de descontaminación comiencen en breve.

Las opciones son pocas: la torre puede descontaminarse sin evacuar a sus 5.000 ocupantes diarios, lo cual llevaría al menos seis años, según los más optimistas, o desalojarse por completo y hacer las obras en unos tres años.

De cualquier manera, la factura no bajará de 4 millones de euros (1 euro: 1,3 dólares) por piso, declararon expertos a la prensa local.

A esta cantidad habrá que sumar el perjuicio económico que sufrirán los comerciantes y los ocupantes del lugar, que deberán cerrar sus puertas o mudarse provisionalmente.

Y además del problema económico, la batalla legal ha comenzado por saber de quién es la responsabilidad de este retraso a la hora de denunciar los altos niveles de amianto.

"Lo que parece grave en este asunto es que el problema no se ha tomado en serio a tiempo. La ley obliga a establecer un diagnóstico sobre el amianto pero también a comunicarlo a todo el personal afectado", declaró al diario Le Parisien, Michel Parigot, presidente del comité antiamianto de la universidad de Jussieu de París, también afectada por este material.

Construida entre 1969 y 1973, la torre, de 210 metros de altura y 150.000 toneladas de peso, está ocupada en su mayor parte por oficinas, en total 109 empresas diferentes. Su restaurante del piso 56º es visitado anualmente por 600.000 personas, la mayoría extranjeros.

El amianto provoca fundamentalmente cáncer de pulmón y pleura y mata anualmente a entre 3.000 y 4.000 seres humanos. En los próximos 30 años, habrá que lamentar al menos 100.000 decesos por este motivo.

"La torre de Montparnasse es sólo la punta del iceberg. La mayoría de los edificios construidos después de la guerra (1939-45) usaron masivamente el amianto en Francia", denunció el Partido Verde (ecologista) francés el lunes en un comunicado.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol