EMOLTV

Extremadamente grave Rainiero de Mónaco

Aunque se ha estabilizado desde que fue sometido a tres sesiones de diálisis, el estado de su corazón, pulmones y riñones es tal que su prognosis es "extremadamente reservada".

29 de Marzo de 2005 | 07:01 | EFE
MÓNACO.- Los médicos que atienden a Rainiero de Mónaco subrayaron hoy sus reservas sobre la posible evolución del estado del príncipe monegasco, pese a que fuentes próximas al Palacio habían interpretado la estabilización constatada desde el fin de semana como una leve mejoría.

En el parte divulgado hoy, los tres facultativos indicaron que "las condiciones cardiaca, pulmonar y renal hacen que el pronóstico vital siga siendo extremadamente reservado", cuando no utilizaban el "extremadamente" desde el sábado.

El domingo habían empezado a hablar de la estabilización de las funciones vitales de Rainiero, de 81 años de edad y con más de 55 años en el poder.

Hoy, volvieron a confirmar por tercer día consecutivo esa estabilización de los parámetros biológicos del soberano, que ha sido sometido a tres sesiones de diálisis renal.

Unas horas antes de que los médicos establecieran el nuevo parte, fuentes próximas al Palacio habían indicado a EFE que el soberano "va un poco mejor", con la precisión de que esa mejoría se deriva únicamente de la constatación de que se ha detenido el deterioro de las funciones vitales.

El príncipe no se encuentra en coma, sino consciente, aunque para respirar necesita ventilación asistida, y por eso "está dormido, pero puede oír", según las mismas fuentes.

Rainiero ingresó el pasado día 7 en el Centro Cardio-Torácico de Mónaco por un problema bronco-pulmonar agudo que arrastra desde hace años y el martes de la semana pasada sufrió un brusco empeoramiento que se tradujo en partes médicos cada vez más alarmistas hasta que el del pasado domingo marcó un punto de inflexión en esa escalada.

Sus tres hijos y sus nietos se relevan junto a su lecho en la clínica, y el príncipe heredero Alberto, de 47 años, se encarga de la gestión de los asuntos corrientes junto al gabinete de su padre.

El heredero

No se ha recurrido al mecanismo formal de la regencia, previsto para evitar un vacío de poder en caso de una incapacidad del soberano que le impida el ejercicio de sus funciones.

Las fuentes próximas al Palacio recordaron la experiencia política del heredero, que en los últimos años ha llevado, entre otras, el peso de la representación exterior de este micro Estado mediterráneo de apenas 200 hectáreas y 32.000 habitantes, de los que menos de la quinta parte tienen nacionalidad monegasca.

El país volvió hoy a la actividad del día a día tras el largo fin de semana de Pascua, pero pendiente de las noticias sobre el estado de Rainiero, y se percibía entre la población local una cierta incomodidad ante la presencia cada vez más masiva de los periodistas.

Una portavoz del centro de prensa del Gobierno indicó a EFE que hasta el mediodía y desde la recaída del soberano hace ahora una semana se habían concedido cerca de 200 acreditaciones a otros tantos profesionales de la información, en su mayoría franceses, italianos y españoles, pero también anglosajones y de otros países.

Además, se habían autorizado 75 rodajes. Las limitaciones al acceso de la prensa ha generado una cierta polémica entre las autoridades monegascas y los fotógrafos y cámaras de televisión, que desde el sábado han sido desalojados de las proximidades de la clínica, en las que se habían instalado para hacer guardia.

Oficialmente, la decisión del alejamiento se produjo después de dos incidentes que tuvieron sendos reporteros gráficos con vehículos que transportaban a miembros de la familia Grimaldi, y también para evitar accidentes.

La población del Principado se ha mostrado hasta ahora muy discreta sobre la situación de Rainiero, no ha modificado sus hábitos, y cuando se les pregunta, sus habitantes insisten en que quieren que los Grimaldi puedan vivir en la intimidad estos duros momentos, de ahí la incomodidad por la fuerte presencia mediática.

El Palacio, por su parte, ha presentado una protesta ante el canal de televisión francés "France 3" por un programa del pasado domingo en el que uno de sus animadores habló con cierta ligereza del estado del soberano monegasco.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol