EMOLTV

Policía brasileña desarticula red de trata de blancas en Brasil, España y Portugal

La llamada "Operación Castañuela" permitió hasta ahora la detención de siete personas en el estado de Goiás, acusadas de integrar una organización sospechosa de haber enviado unas 200 mujeres para prostíbulos en Portugal y España.

14 de Abril de 2005 | 14:20 | EFE
RIO DE JANEIRO.- La Policía brasileña, en una operación coordinada con las autoridades de España y Portugal, desarticuló hoy una red que reclutaba mujeres en Brasil para trabajar como prostitutas en Europa.

La Policía Federal informó en un comunicado de que la llamada "Operación Castañuela" permitió hasta ahora la detención de siete personas en el estado de Goiás (centro de Brasil), acusadas de integrar una organización sospechosa de haber enviado unas 200 mujeres para prostíbulos en Portugal y España.

Fuentes policiales dijeron que la operación simultánea permitió a las autoridades españolas localizar a por lo menos veinte brasileñas que eran obligadas a prostituirse en llamados "clubes de alterne" de ese país.

La banda actuaba desde Anápolis, ciudad del estado de Goiás cercana a Brasilia, y se especializaba en "tráfico internacional de mujeres con el fin de su explotación sexual", según el comunicado.

Entre las personas arrestadas en la operación que movilizó a 60 agentes federales figura una mujer identificada como Neiva Inés Jacoby, conocida como "Gaúcha", a quien se acusa de ser una de las mayores "reclutadoras" de mujeres brasileñas para trabajar como prostitutas en Europa.

También fue detenido Jair Pedrosa Júnior, dueño de la agencia de turismo Transamérica, acusada de intermediar las contrataciones de mujeres, entregarles los pasaportes y los pasajes y recibir las remesas enviadas desde Europa.

Las siete personas arrestadas fueron acusadas formalmente de los delitos de tráfico internacional de personas y asociación para delinquir, para los que la ley brasileña prevé condenas de hasta once años de prisión.

"Fueron realizados allanamientos en las residencias de los acusados, así como en la empresa de turismo, que tuvieron como resultado la incautación de pasaportes, agendas, celulares y abundante documentación, todo vinculado a la actuación de la organización criminal internacional", dice el comunicado.

Según la Policía Federal brasileña, sus similares de Portugal y España realizaron operaciones simultáneas en prostíbulos de esos países, donde fueron localizadas brasileñas que trabajaban como prostitutas y que serán deportadas.

La policía brasileña indicó que aún espera mayor información sobre la detención de miembros de la banda en los dos países ibéricos.

La "Operación Castañuela" fue supervisada por la secretaria nacional de Justicia de Brasil, Claudia Chagas, quien advirtió que, además de las acciones represivas, el gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva viene adoptando medidas preventivas para combatir el tráfico de personas.

Además de campañas de información a la población, el Gobierno, según Chagas, ha puesto en marcha acciones para apoyar y reintegrar a la sociedad a las víctimas de estos delito y programas para capacitar jueces, fiscales y policías en acciones represivas.

El comisario Trajano Dualibe, superintendente de la Policía Federal en Goiás, manifestó que la propia operación contra esta red es una medida preventiva pues "evita que otras mujeres incautas sean engañadas y convertidas en esclavas del sexo".

La Campaña de Combate al Tráfico Internacional de Seres Humanos fue lanzada el año pasado por el gobierno brasileño precisamente en Goiás, por ser este estado uno de los principales puntos de origen de las mujeres brasileñas que son explotadas como prostitutas en el exterior.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol