EMOLTV

EE.UU. presiona a China y Taiwan para que solucionen conflicto

El diálogo entre ambos países se reanudo pero Washington desea que se concreten contactos directos entre ellos.

07 de Mayo de 2005 | 10:33 | AFP
WASHINGTON.- La reanudación del diálogo político entre China y Taiwán alivió las inquietudes de Estados Unidos, pero el Presidente George W. Bush presiona para lograr contactos directos entre los dos gobiernos archienemigos, para buscar una solución permanente al conflicto.

Apenas dos meses atrás, China aprobó una ley que le permite el uso de la fuerza contra cualquier movimiento de secesión de Taiwán.

Esta decisión generó una gran inquietud en Washington, provocó un incremento de la tensión en la región y obligó a la Unión Europea a postergar una decisión sobre el levantamiento del embargo de armas a Pekín.

Sin embargo, este mes las visitas históricas al continente de dos de los dirigentes más importantes de la oposición taiwanesa, que recibieron además el extraño privilegio de ser recibidos y dialogar con el presidente de China, Hu Jintao, ayudaron a romper el hielo.

Aprovechando la oportunidad, Bush llamó a una expansión del incipiente diálogo, comunicándose telefónicamente con el presidente Hu esta semana para pedirle que "tienda la mano" de manera formal al presidente taiwanés Chen Shui-bian, el líder "debidamente electo" de Taiwán.

Bush, efectivamente, "le dice a China que el gobierno de Taiwán es un gobierno democrático legítimo y que China debe reconocer eso", consideró John Tkacik, un experto en China de la conservadora Fundación Heritage.

"Creo que tenemos un interés nacional esencial en asegurar la supervivencia de la democracia entre nuestros aliados, incluyendo Taiwán", dijo Tkacik, citando la implacable política de Bush de "extender la libertad en el mundo".

Taiwán, recordó, es el segundo mayor comprador de armas estadounidenses en el Pacífico después de Japón, y un "muy importante" socio de inteligencia en Asia, que suministra a Estados Unidos al menos la mitad de los datos de inteligencia sobre la expansión militar china.

"Por eso, me parece que hay un interés esencial en mantener a Taiwán fuera de las manos de China", dijo Tkacik.

Las visitas a China de Lien Chan, líder del Kuomintang o Partido Nacionalista, principal grupo de oposición, y de otro dirigente opositor, James Soong, fueron "un primer paso positivo" aunque no se trataba de miembros del gobierno, dijo Alan Romberg, también experto en China y Taiwán.

"Parte del Gobierno en Taipei está obviamente preocupado que esas visitas de líderes opositores puedan complicar sus políticas, ese es uno de los precios que se pagan por tener una democracia", dijo Romberg, director del programa del este de Asia en el Centro Henry L. Stimson.

Romberg opinó que el mayor interrogante es si Pekín y Taipei podrán encontrar la manera de avanzar o encauzar el diálogo.

China descarta contactos oficiales con Taiwán a menos que el gobierno de Chen primero abandone su postura pro-independentista y acepte la denominada política de la "China única".

China considera a Taiwán como parte de su territorio y afirma que debe volver a regirse bajos sus leyes a pesar que la isla ha estado sujeta a un régimen de independencia de facto desde el final de la guerra civil china en 1949.

El conflicto en Taiwán es uno de los mayores escollos en las relaciones entre Estados Unidos y China.

Estados Unidos modificó su posición diplomática en 1979, y reconoce la postura del gobierno de Pekín en el sentido que Taiwán debería ser considerado como parte integrante de China.

Sin embargo, Washington continúa siendo el principal proveedor de armas de Taiwán y tiene autorización por ley para ofrecer a la isla medios de autodefensa si su seguridad se ve amenazada.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol