EMOLTV

Wolfe dice que Nuevo Periodismo ha perdido espacio en la prensa

"Pocas revistas se atreven a experimentar con la lengua como exige el Nuevo Periodismo y a los periódicos nunca les gustó", dijo el escritor.

11 de Mayo de 2005 | 19:19 | EFE
RÍO DE JANEIRO.- El escritor estadounidense Tom Wolfe afirmó hoy en Río de Janeiro que el género conocido como Nuevo Periodismo no tiene cabida en estos días en la prensa, sólo en ciertos libros.

"Pocas revistas se atreven a experimentar con la lengua como exige el Nuevo Periodismo y a los periódicos nunca les gustó", dijo Wolfe, de 75 años, quien se encuentra en Río de Janeiro con motivo de la duodécima edición de la Bienal del libro, que comienza el jueves.

El Nuevo Periodismo fue el nombre dado a un estilo de escribir noticias y de periodismo por el propio Wolfe, quien cuando tenía problemas para escribir una cobertura, le enviaba a su editor una carta con una narrativa no estructurada, en vez de la pieza concisa que se esperaba de un periodista de la época.

Los artículos del Nuevo Periodismo aparecen más en revistas como The New Yorker, New York Magazine, Esquire Magazin y por un breve tiempo en Scanlan’s Monthly, fundada en 1970, pero que cerró en 1971.

A pesar de haber escrito varias novelas, el escritor estadounidense, que siempre viste de blanco, dijo preferir "por encima de todo el género de no ficción", cuyas fronteras con el periodismo considera muy estrechas.

Su última producción, "I’m Charlotte Simmons", constituye un retrato social de la vida de los jóvenes en las universidades estadounidenses.

Los críticos han destacado que la novela es la continuidad de su estilo, que siempre toca temas sociales.

Para el autor de "La hoguera de las vanidades" y "Los elegidos" fue difícil escribir este último libro, porque se sentía incómodo "con las costumbres sexuales de los jóvenes".

A pesar de ello, dijo confiar en haber recreado con fidelidad ese ambiente, pese a los reparos que ha recibido por tratar con tanta crudeza las relaciones sexuales de los jóvenes.

"Los que me critican son los que se sienten incómodos al leer mi novela", aseguró.

Menos emoción le causa la política de su país. "Los temas de política estadounidense no me interesan. La política en mi país no tiene ninguna emoción, es absolutamente estable", dijo.

Según Wolfe, los presidentes estadounidenses sólo asumen los papeles que la época les impone.

A título de ejemplo afirmó que George W. Bush "fue capaz de asumir las exigencias de la nación" después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, distintas a las de su antecesor Bill Clinton, porque "le tocó otra época más fácil".

Wolfe presentará el jueves su visión del futuro de la literatura en un discurso durante la inauguración de la Bienal del Libro de Río de Janeiro.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol