Insulza asume como nuevo Secretario General de la OEA

El ex ministro del Interior chileno deberá enfrentar una serie de desafíos para desarrollar con éxito su gestión a la cabeza del alicaído organismo. Entre ellos, remediar su falta de presencia internacional y paliar la crisis económica que enfrenta.

26 de Mayo de 2005 | 10:22 | El Mercurio en Internet

El nuevo secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.
SANTIAGO.- El ex ministro del Interior, José Miguel Insulza, asumió hoy como nuevo secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), en una ceremonia que se realizó en Washington.

El chileno tomó posesión del cargo en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA que se celebró en la sede del organismo, y relevó así al hasta ahora secretario general en funciones, el estadounidense Luigi Einaudi.

En su discurso, Insulza pidió a los representantes americanos una mayor apertura de la OEA a la sociedad civil y el sector privado para convertirla en el "principal foro hemisférico".

"Requerimos de una renovada voluntad política de los países miembros para avanzar hacia una OEA más eficaz", afirmó el chileno.

Insulza elogió la Carta Democrática Interamericana, afirmando que hace de la democracia "un derecho de los pueblos" y "fue suscrita para ser cumplida... no para ser una declaración más".

Principales desafíos

La OEA se encontraba descabezada desde el 15 de octubre de 2004 tras la renuncia del ex presidente de Costa Rica Miguel Ángel Rodríguez, quien renunció al cargo debido a las acusaciones de corrupción que afronta en su país.

Insulza tendrá que asumir una serie de desafíos de gran envergadura para desarrollar con éxito su gestión a la cabeza del alicaído organismo.

Remediar la falta de presencia y orientación que la organización ha evidenciado a la hora de enfrentar los problemas hemisféricos, erradicar su imagen de irrelevancia adquirida a través del tiempo y hacer frente a la aguda crisis económica que vive a causa del incumplimiento en el pago de cuotas de gran parte de los países miembros; serán entre otras, las tareas más importantes que el nuevo secretario general deberá asumir en lo inmediato.

Asimismo, Insulza tendrá que saber encarar las crisis políticas que azotan a Ecuador y Haití, la lucha por alcanzar la paz en Colombia y los problemas de democracia que afectan a países como Venezuela, con quien tendrá que tener especial cuidado pues fue uno de sus principales socios a la hora de conseguir los votos necesarios para su elección, lo que en un comienzo significó que Estados Unidos desechara la posibilidad de apoyar su candidatura en la primera elección.

Además, tendrá que arreglárselas para integrar a los países que, directa o indirectamente, manifestaron rechazo a su opción. Es el caso de Perú y Bolivia que criticaron abiertamente su nombramiento, pero también de México que a última hora debió bajar su candidatura.

En este punto tendrá que saber llevar una buena relación con el embajador peruano, Alberto Borea, quien es además el presidente de la asamblea por este año.

Insulza será el titular de ese organismo por los próximos cinco años, con posibilidad de una reelección.

En tanto, sus colaboradores más directos no han sido elegidos pero los candidatos a ocupar el puesto son el ex canciller de Nicaragua Ernesto Leal y el embajador de Surinam Albert Ramdin.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores