EMOLTV

Bush a la defensiva por acusaciones de profanación de Corán

La historia causó revuelo en todo el mundo y el gobierno de Bush culpó a Newsweek por manifestaciones mortales en Afganistán.

05 de Junio de 2005 | 09:36 | AP
CRAWFORD, Texas.- Un reporte del Pentágono que detalla casos de profanación del Corán en la base de Guantánamo por parte de guardias estadounidenses ha dejado a la defensiva al gobierno de George W. Bush.

Hace dos semanas, la Casa Blanca fustigó un reporte de la revista Newsweek — que ya ha sido retractado — que sostenía que interrogadores estadounidenses en el centro de detención en Cuba para presuntos terroristas habían tirado el Corán al inodoro.

La historia causó revuelo en todo el mundo y el gobierno de Bush culpó a Newsweek por manifestaciones mortales en Afganistán. Diciendo que la imagen de Estados Unidos en el extranjero había sufrido un daño irreparable, la Casa Blanca arremetió verbalmente contra la prensa.

El sábado, un día después de que el Pentágono describiera una serie de casos en los que personal estadounidense actuó inapropiadamente con el Corán, la Casa Blanca restó importancia al asunto.

"Es desafortunado que algunas personas hayan sacado fuera de contexto unos cuantos incidentes aislados realizados por unos pocos individuos", dijo el portavoz presidencial Scott McClellan en un comunicado.

Joe Lockhart, ex secretario de prensa para el presidente Bill Clinton, dijo que cuando una organización periodística como Newsweek comete un error, funcionarios de la Casa Blanca se ven tentados a desacreditar toda la historia.

"Creo que en este asunto, ellos (en el gobierno) cayeron en una trampa", dijo Lockhart. "Vieron una manera de socavar la historia dañina haciéndola ver como si se tratara sólo de periodistas fuera de control, y ahora ellos han tenido que admitir que sí ocurrió".

La declaración de McClellan luego del reporte de Newsweek dio la impresión de que no hubo ninguna profanación en Guantánamo, dijo Lockhart.

"Si bien uno de los ejemplos de la versión de Newsweek estuvo mal, el relato en su totalidad estaba correcto", dijo. "Ciertamente creo que el público tiene el derecho de creer, en este caso, que fue engañado".

El Pentágono confirmó el viernes por la noche — curiosamente, después del cierre de los noticieros televisivos — que un soldado estadounidense había pateado deliberadamente el libro sagrado de un prisionero. El reporte también dijo que los carceleros habían tirado globos con agua en una cuadra de la prisión, mojando varios ejemplares del Corán; un interrogador pisó un Corán durante un interrogatorio; y una grosería fue escrita en inglés en un Corán.

Funcionarios del Pentágono dijeron que los problemas eran relativamente menores y que comandantes estadounidenses se habían esforzado bastante para asegurarse de que los detenidos puedan practicar su religión.

McClellan rehusó responder preguntas sobre si la Casa Blanca emitió comunicados engañosos, o si la credibilidad del gobierno de Bush había sido dañada.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol