Evo Morales pide ayuda a la OEA para implementar nueva Constitución

"No tengo mucho miedo sobre la aprobación de la nueva Constitución, pero sí sobre la implementación", afirmó el Mandatario boliviano ante el consejo permanente del organismo en una sesión protocolar.

19 de Noviembre de 2008 | 16:01 | DPA

WASHINGTON.- El Presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió hoy ayuda a la Organización de los Estados Americanos (OEA) para implementar en el futuro la nueva Constitución que está convencido será aprobada en referéndum en su país.


En el último día de su primera visita a Washington, Morales habló ante el consejo permanente de la OEA en una sesión protocolar. En su discurso, de algo más de media hora, el Mandatario agradeció al organismo su apoyo a la reformas por él emprendidas, criticó la actitud de Estados Unidos y propuso que sean los organismos internacionales los que asuman el liderazgo en la lucha contra el narcotráfico.


Antes del acto en la OEA, el Presidente se reunió con varios congresistas estadounidenses de ambos partidos, entre los que mencionó a Dick Lugar, Howard Berman y Eliot Engel, que aseguró entendieron que Estados Unidos debe "cambiar esas políticas de imposición" que aplica en la región.


Morales aseguró que no se reunió con representantes del Presidente electo, Barack Obama, y aseguró que no lo hará hasta que no jure el cargo por "respeto". El Mandatario boliviano también insinuó que su primer gesto hacia Obama podría ser restablecer las relaciones diplomáticas a nivel de embajador.


"Tengo mucha confianza de que con el nuevo gobierno se van a mejorar las relaciones no sólo con Bolivia, sino con Latinoamérica", afirmó Morales, que comparó su caso con el de Obama: "Hace diez, 15, 20 años, ¿quién podía creer que un indio sería Presidente de Bolivia? ¿Y quién podía pensar hace 30, 40, 50 años que un negro sería Presidente de Estados Unidos?".


El principal mensaje de Morales en la OEA se refirió sin embargo a la Constitución, que será sometida a referéndum el 25 de enero. "No tengo mucho miedo sobre la aprobación de la nueva Constitución, pero sí sobre la implementación", afirmó.


"Quiero el acompañamiento de ustedes en la aplicación de la nueva Constitución", agregó en una petición directa al Secretario General de la organización, José Miguel Insulza, y a todos los embajadores que se congregaron en el Salón de Las Américas, el principal habitáculo en la sede del organismo en Washington.


Morales, que aseguró que la prensa es su principal opositor, denunció una "campaña sucia" contra la Constitución y reafirmó que el texto "garantiza una economía plural", "la propiedad privada" y "la propiedad comunal". También aseguró que la Constitución garantiza un papel a la oposición, siempre y cuando no sea "bloqueadora".


Por primera vez en Estados Unidos, Morales también aprovechó para criticar las políticas de Washington, especialmente por no sólo no condenar las varias revueltas de oposición que sufrió en los últimos meses, sino incluso por "participar" en ellas a través de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).


Morales aseguró que "no repudiar eso no es defender la democracia".


Las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Estados Unidos pasan por un momento delicado después de que ambos países expulsasen a los embajadores correspondientes, el estadounidense Philip Goldberg de La Paz y el boliviano Gustavo Guzmán de Washington.


Bolivia suspendió además las actividades de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y expulsó al programa USAID de la región productora de la hoja de coca.


Morales se mostró especialmente crítico con que Estados Unidos se tome "venganzas políticas", como por ejemplo amenazando con retirar las preferencias arancelarias para Bolivia y "certificando" qué países colaboran en la lucha contra el narcotráfico y quiénes no.


"Eso tiene que terminar", afirmó. En ese sentido, Morales propuso que sean organizaciones como la OEA o las Naciones Unidas las que asuman la labor de certificación, aunque no ofreció más detalles.


Antes de que hablase el Presidente boliviano, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, dio la bienvenida al "compañero Evo Morales" (Morales se refirió a él como "vecino", por la proximidad entre Bolivia y Chile, el país natal de Insulza) y le mostró su pleno respaldo al proceso de reformas emprendido por su gobierno.


"Estamos convencidos de que estos cambios profundos son el único camino posible para Bolivia", afirmó. "Seguiremos cooperando con Bolivia hasta su culminación y más allá", agregó.


Insulza se felicitó porque el país superó las dificultades del proceso. "Lo que ha primado es la voluntad de paz y democracia del pueblo de Bolivia", sentenció.


Con la visita a la OEA, Morales cerró su viaje a Estados Unidos, que arrancó el lunes con una visita a las Naciones Unidas en Nueva York.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores