Cardenal hondureño concluye ayuno por la paz

“Hemos pervertido el sentido de la vida, el mayor don de Dios, convirtiéndola en muerte”, dijo el purpurado Óscar Andrés Rodríguez.

03 de Enero de 2009 | 00:48 | AP

TEGUCIGALPA.- El arzobispo de Tegucigalpa, cardenal Óscar Andrés Rodríguez, concluyó el viernes 40 horas de ayuno junto a numerosos religiosos y feligreses para orar por el cese de la violencia callejera que agobia a Honduras.


“Los ladrones, asesinos y secuestradores jamás encontrarán la paz aunque edifiquen cómodas mansiones”, dijo el cardenal en su homilía en la catedral metropolitana de Tegucigalpa.


“Hemos pervertido el sentido de la vida, el mayor don de Dios, convirtiéndola en muerte, en lucha a muerte por la subsistencia”, añadió.


Rodríguez clamó porque “para acercarnos a la paz, debemos renunciar a nuestra mala voluntad y hacernos el propósito de buena voluntad para volver a la justicia verdadera, el único camino que conduce a la paz con Dios, con la naturaleza, con los demás y con nosotros mismos. Y que el Señor nos bendiga con la paz y nos dé a todos un feliz año”.


Oró asimismo por la paz en el Medio Oriente. Al respecto sostuvo que “tenemos presente a todas las víctimas de conflictos armados, particularmente el de Israel y Palestina, en la Franja de Gaza”.


Por su lado, el vocero de la arquidiócesis de la capital, padre Carlomagno Núñez, explicó que “durante 40 horas pusimos a los pies de Jesús todos nuestros proyectos, propósitos e intenciones, dando gracias al Señor por el año que terminó y pidiendo que el próximo sea mejor para cada hondureño”.


Durante la jornada, los feligreses acudieron a los templos a orar por la salud, la paz y el bienestar suyo, de sus familias y la nación.Núñez afirmó que “los católicos oramos porque cesen los secuestros y la violencia que azota al país”.


A mediados de 2008 el cardenal lanzó una intensa campaña contra la violencia en Honduras, a la que puso el nombre de uno de los diez mandamientos de la Iglesia católica: No matarás.


Las estadísticas oficiales indican que tan solo el año pasado ocurrieron más de 40 secuestros en el territorio nacional, entre ellos el de unos 15 niños y jóvenes.


Según la policía, en el 2008 hubo 3.418 muertes por violencia, con respecto a las 2.000 de 2007.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores