Calles de Washington esperan con ambiente festivo el cambio de mando

Una gran cantidad de personas han copado las calles de la capital estadounidense para participar en la ceremonia.

20 de Enero de 2009 | 11:46 | Reuters

WASHINGTON.- Una viva animación estremeció la capital antes del alba mientras un torrente humano empezaba a llenar las calles para presenciar la toma de posesión del presidente electo Barack Obama.


Impulsadas por la ocasión histórica, decenas de miles de personas dieron a la capital un clima de fiesta. Impertérritos ante las temperaturas heladas, fueron convergiendo hacia los jardines frente al Capitolio.


A las 4 de la mañana, filas de pasajeros esperaron la apertura anticipada del servicio de subterráneos. Muchas playas de estacionamiento se llenaron. Las calles en torno del Capitolio se llenaron por la madrugada.


Las carpas de asistencia y otras instalaciones abrieron tarde debido a que el intenso tránsito y las multitudes demoraron la llegada del personal. Miles de personas provistas de billetes de entrada se aproximaban al lugar de la ceremonia para someterse a los controles de seguridad.


Los pasajeros del transporte público desbordaban de entusiasmo. En Fredericksburg, Virginia, a una hora al sur de Washington, se oyeron gritos de “Obama! Obama!” en una estación de trenes suburbanos cuando partió a las 5 de la mañana el primer tren hacia la capital. El clima festivo sólo se vio mitigado por las demoras.


La policía de la ciudad calculó que se congregarían entre uno y dos millones de personas. Los organizadores dijeron que la multitud fácilmente superaría los 1.200.000 que presenciaron la toma de posesión de Lyndon Johnson en 1965, la mayor multitud que ha registrado hasta ahora el Servicio Nacional de Bosques.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores