Red eléctrica de EE.UU. es inestable y poco adaptable a nuevas fuentes de energía

Esa es la conclusión de un informe elaborado por la Sociedad Norteamericana de Ingenieros Civiles, que además fijó una millonaria inversión para resolver el problema.

31 de Enero de 2009 | 09:11 | AFP

NUEVA YORK.- El vetusto estado de su red eléctrica  expone a Estados Unidos a apagones gigantes como el histórico de 2003 y  obstaculiza según los expertos la conversión a las nuevas energías "verdes".


"Existe una seria posibilidad de que vuelva a producirse un apagón", dijo a  la AFP Otto Lynch, vicepresidente de la empresa Power Line Systems.


"Hay  unidades que tienen 40 o 50 años y necesitamos reemplazarlas", explicó. Lynch forma parte del grupo de expertos de la Sociedad Norteamericana de  Ingenieros Civiles que esta semana publicó un informe sobre el estado de la  infraestructura de Estados Unidos, en todos los rubros.


La principal conclusión es que décadas de financiamiento insuficiente  convirtió a la infraestructura en un freno para la economía de Estados Unidos.


El rubro electricidad es uno de los pocos donde los expertos señalaron  algunas mejoras desde 2005, pero mientras la demanda sigue creciendo -en un 25%  desde 1995- se necesita invertir 1,5 billones de dólares de aquí a 2030.


La reactivación de la economía a través de reconstrucción de  infraestructura es una de las prioridades anunciadas por el presidente Barack  Obama.Estados Unidos dispone actualmente de una red de 257.000 kilómetros de  líneas de alta tensión.


"Nuestra red de transmisión está casi al máximo de su  capacidad", explicó Lynch. "Hay cuellos de botella en todo el territorio".


"Nuestro problema más grande -precisó el experto- es construir suficientes  líneas de transmisión para llevar adecuadamente la electricidad adonde se la  necesita y permitir sistemas redundantes para el mantenimiento".


El 14 de agosto de 2003, el apagón más grande de la historia de Estados  Unidos dejó sin luz durante un día a por lo menos 40 millones de personas en el  noreste del país, incluyendo la ciudad de Nueva York. Desde entonces "hubo una  ligera mejoría, pero insuficiente", comentó Lynch.


Según el ingeniero Revis James, del Electric Power Research Institute, "la  red presenta problemas que plantean riesgos para las próximas décadas".James asesoró junto a otros expertos al equipo de Obama y dijo que "habrá  una transformación gradual, no será una revolución eléctrica".


Otto Lynch insistió en que para convertirse a las energías "verdes" hay que  primero modernizar la red eléctrica, pero advirtió que no es sólo una cuestión  de dinero, sino que a veces es la opinión pública quien se opone.


Citó el ejemplo de una línea de alta tensión de 765 KV en Kansas, necesaria  para conectar establecimientos de energía eólica y que no puede ser instalada  porque mucha gente no quiere que atraviese sus propiedades.


Según Lynch, "hay un problema de aceptación pública de la necesidad de  construir líneas de transmisión si la gente quiere tener automóviles eléctricos  y enchufarlos por la noche".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores