EMOLTV

Estudio reveló que la mejor cura para los ronquidos es bajar de peso

El estudio realizado a 81 personas obesas, demostró que las personas que hicieron ejercicios y siguieron una dieta baja en calorías, mostraron una reducción en los síntomas de apnea obstructiva del sueño (OSA).

06 de Febrero de 2009 | 17:47 | EFE

WASHINGTON.- La forma más efectiva que tienen las personas obesas de reducir los ronquidos es bajar de peso, aseguró hoy un estudio publicado en la revista American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.


Las personas que roncan sin pausa en cuanto se quedan dormidas sufren de apnea obstructiva del sueño (OSA), reveló el estudio.


Según, Henry Tuomilehto, del Departamento de Otorrinolaringología del Hospital de la Universidad Kuopio, en Finlandia, las personas que roncan apenas se duermen sufren de apnea obstructiva del sueño (OSA), y señaló que esta enfermedad generalmente es tratada cuando está avanzada o es grave.


El facultativo explicó que la intervención quirúrgica para eliminar la obstrucción no tiene un efecto prolongado y que los aparatos que se usan con ese objetivo no sirven si los pacientes no son constantes en su aplicación o tienen resultados decepcionantes.


Tuomilehto señaló que una dieta baja en calorías y un estilo de vida activo que ayuden a reducir de peso, constituyen un tratamiento efectivo para quienes sufren de este tipo de apnea moderada.


El estudio realizado en 81 pacientes con OSA moderada, reveló que 40 personas que realizaron ejercicios acompañándolos con una dieta limitada en calorías, lograron reducir su peso en alrededor de 20 kilos en un año. Al haber mantenido este nuevo peso, significó una reducción considerable de los síntomas de apnea, además de otros problemas vinculados a la obesidad como la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes, indicó el estudio.


Por el contrario, los otros 41 pacientes que sólo recibieron consejos para mejorar su estilo de vida y perder peso en una media de tres kilos, tuvieron menores posibilidades de reducir sus problemas de apnea.


"Existe una relación bastante clara y aunque no necesariamente recomendaríamos una restricción calórica a todos, uno de los primeros tratamientos para OSA debería ser que los pacientes pierdan peso", afirmó Tuomilehto.