EMOLTV

Gobierno británico lanza campaña contra grasas saturadas

La iniciativa tiene en la mira especialmente las comidas fritas ante el alto índice de muertos por ataques cardíacos.

10 de Febrero de 2009 | 07:17 | Ansa
LONDRES.- El gobierno británico lanzó hoy una campaña nacional para reducir en la población el consumo de grasas saturadas, llamadas "grasas trans", y de esa forma detener el índice alto de muertos por ataques cardíacos.

La iniciativa, impulsada por la Agencia de Estándares Alimenticios (FSA por sus siglas en inglés), pide reducir el consumo de alimentos con muchas grasas saturadas, especialmente las comidas fritas y las carnes con grasas.

El FSA indicó que la campaña puede evitar hasta 3.500 muertes al año. Las grasas saturadas aumentan el colesterol en la sangre y tapan las arterias, incrementando el riesgo de ataques cardíacos, la mayor causa de muerte en Gran Bretaña.

Como parte del plan, se emitirá una publicidad televisiva que compara las cañerías de una cocina tapadas por grasa con las arterías humanas.

Según el FSA, los británicos consumen un 20% más de grasas saturadas que el nivel recomendado.

Como parte de las recomendaciones de la campaña, se pidió asar carnes en lugar de freírlas, retirar la grasa de pollos y aves, reducir el consumo de queso, reemplazar la manteca por margarinas bajas en grasas y controlar las etiquetas de los alimentos por la alta cantidad de grasas.

Un sondeo del FSA sobre 3.219 británicos concluyó que un 61% sabe que debe reducir el consumo de grasas saturadas, pero sólo un 19% modificará sus hábitos alimenticios. Un 48% de los entrevistados afirmó que no es necesario preocuparse por el consumo de grasas saturadas.

La campaña del gobierno se enfoca en las clases trabajadores y bajas, como también en mujeres de entre 25 y 60 años, grupos que según se considera cambiarán más fácilmente sus hábitos alimenticios.

Según el Sondeo Nacional de Nutrición y Dietario, el 90% de los niños, el 88% de los hombres y el 83% de las mujeres consumen demasiada grasa saturada. Tim Smith, director ejecutivo del FSA, declaró que los británicos "dicen no saber que las grasas saturadas son malas".

"Es importante que hagan esa conexión, porque los ataques cardíacos son la causa número uno de muerte en Gran Bretaña, uno de cada tres británicos muere por esa causa", subrayó.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo