Merkel recalcó que no todos los países de Europa del este están en la misma situación

La canciller alemana, Ángela Merkel, señaló que los países del centro y este de Europa -los más afectados por la crisis- no tienen el mismo tipo de economía, por lo que la situación en cada uno de ellos es diferente.

01 de Marzo de 2009 | 12:25 | EFE

BRUSELAS.- La canciller alemana, Ángela Merkel, rechazó este domingo las apelaciones para que la Unión Europea (UE) habilite un gran paquete de ayuda a los países del centro y este de Europa e hizo hincapié en las diferencias entre las distintas economías de la región.


"La UE ha demostrado que es capaz de ayudar a países en apuros, como sucedió con Hungría", señaló Merkel, en alusión al crédito de 6.500 millones de euros facilitado a ese país para ayudarle a equilibrar su balanza de pagos.


Para la mandataria alemana, la situación no es la misma en todos los países del centro y este de Europa, y también se mostró contraria a "entrar en debates sobre grandes cifras".


La canciller hizo estas declaraciones a su entrada a la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete que se celebra este domingo en Bruselas, Bélgica y en donde la única mujer convocada al encuentro, llegó tarde a la cita debido a que el avión que la trasladaba debió efectuar una escala no prevista en el aeropuerto de Hannover (norte de Alemania).


La delicada situación que atraviesan los países del centro y este de Europa a consecuencia de la crisis económica y financiera es uno de los temas que centra la reunión extraordinaria de los líderes comunitarios.


El primer ministro húngaro, Ferenc Gyurcsany, cuyo país es uno de los más golpeados por la crisis, ha pedido un plan de ayuda para la región de entre 160.000 y 190.000 millones de euros.


Esa cantidad se sumaría a los 24.500 millones comprometidos el viernes pasado por el Banco Mundial, el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo para estabilizar al sector financiero en estos países, amenazado en varios de ellos de quiebra.


Además de la situación en Europa oriental, los líderes de la UE tenían previsto evaluar durante el almuerzo la efectividad de las medidas contra la crisis y, sobre todo, enviar un mensaje de unidad que ponga fin a los desencuentros entre algunos gobiernos por su respuesta a la desaceleración.


Merkel se refirió a las ayudas al sector del automóvil, uno de los más importantes de la economía europea, y de la alemana en particular, y propuso que el Banco Europeo de Inversiones podría elevar los créditos que concede a los fabricantes para el desarrollo de nuevas tecnologías.También consideró que los Veintisiete deben dejar claro su compromiso de retomar la senda de estabilidad presupuestaria en cuanto la coyuntura lo permita.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores