EMOLTV

Primer Ministro iraquí llama a perdonar a colaboradores de Saddam Hussein

"Tenemos que reconciliarnos entre nosotros, como iraquíes", afirmó Nuri al-Maliki.

06 de Marzo de 2009 | 15:27 | AP

BAGDAD.- El Primer Ministro de Irak, Nuri al-Maliki, un chiita, pidió hoy a sus compatriotas que perdonen y se reconcilien con aquellos que colaboraron con el régimen de Saddam Hussein, que era controlado por la minoría religiosa sunita.


"Tenemos que reconciliarnos entre nosotros, como iraquíes", dijo al-Maliki durante un discurso pronunciado en una conferencia de reconciliación en Bagdad con la tribu chiita Bani Wail.


Los comentarios de Al-Maliki fueron formulados mientras intenta crear concejos tribales para asesorar a gobiernos locales.


La creación de los concejos ha sido duramente criticada por miembros de los principales partidos políticos, pues dicen que la intención es fortalecer la estatura del líder chiita previo a los comicios de 2010.


También ha complicado los esfuerzos respaldados por Estados Unidos para la reconciliación política.


Grupos políticos sunitas participaron en las elecciones provinciales de enero en que Al-Maliki y sus aliados chiitas arrasaron. Y, lo que es aún más importante, no cuestionaron los resultados. Aún así, hay un frágil acercamiento en Irak luego de años de enfrentamientos sectarios entre chiitas y sunitas que empujaron al país al borde de la guerra civil.


Muchos chiitas sufrieron bajo el gobierno de Saddam Hussein y se oponen a todo tipo de reconciliación. Y muchos sunitas desconfían de un gobierno dominado por los chiitas.


Al-Maliki dijo que conferencias como las de hoy "tienen resultados fructíferos".


Señaló que esas conferencias son pilares para reconstruir el país y sus leyes.


Según Al-Maliki, si los iraquíes se unen, eso disuadirá a los insurgentes y a los delincuentes comunes.


Aunque la violencia se ha reducido en Irak, las fuerzas de seguridad iraquíes continúan siendo atacadas de manera cotidiana.


Hoy, una bomba colocada al costado de un camino estalló cerca de un puesto de control policial en Mishahda, a 30 kilómetros al norte de Bagdad, matando a dos policías e hiriendo a otros tres, dijo un agente de la policía iraquí.


En Tikrit, al norte de Irak, otra bomba colocada al costado de un camino estalló, matando a dos personas que se hallaban en un vehículo, dijo otro agente de policía.