EMOLTV

Las ONG critican por continuista y fracasada la política antidroga de la ONU

Se critica que criminalizan al consumidor, fomentan el crimen y propician enfermedades como el sida y la tuberculosis.

11 de Marzo de 2009 | 06:35 | EFE
VIENA.- Más de 300 ONG han criticado la estrategia antidrogas consensuada por la ONU para la próxima década por considerarla continuista con prácticas que han fracasado y que criminalizan al consumidor, fomentan el crimen y propician enfermedades como el sida y la tuberculosis.

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) activas en el campo de la prevención y el tratamiento de las drogas han solicitado que se aborde el problema de los narcóticos como una cuestión de salud pública y no como un asunto exclusivamente penal.

La declaración de la estrategia de la ONU, que será adoptada en una reunión de alto nivel en Viena, tiene como objetivo “minimizar y eventualmente eliminar la disponibilidad y el uso de drogas ilícitas” para 2019.

En su estrategia anterior, aprobada en 1998, la ONU trató de lograr “un mundo libre de drogas", con “la eliminación o una reducción significativa del cultivo ilícito de coca, cannabis y opio en 2008".

No sólo no se ha logrado la meta fijada, sino que, por el contrario, ha aumentado la producción de esas sustancias ilícitas, según datos de Naciones Unidas.

"Existe una frustración porque no se han conseguido los objetivos, es un documento de la frustración,” explicó a Efe el brasileño Rubem Cesar, del secretariado de la Comisión Latinoamericana sobre la Droga y la Democracia.

"Es una declaración cobarde. La primera forma de buscar una solución es reconocer el problema, y en esto se ha fallado", agregó el experto al explicar que no se han sacado conclusiones y asumido la responsabilidad de las causas por las que el problema de las drogas ha aumentado en la última década.

La citada comisión, liderada por personalidades como los ex presidentes de Colombia, César Gaviria; México, Ernesto Zedillo; y Brasil, Fernando Henrique Cardoso, había solicitado, entre otras cosas, descriminalizar la tenencia de marihuana para uso personal y tratar el problema como un asunto de salud pública.

El documento de la comisión presentado en Río de Janeiro asegura que “estamos más lejos que nunca del objetivo de erradicación de las drogas", y fue suscrito también por intelectuales como el escritor peruano Mario Vargas Llosa, y Moisés Naím, director de la revista Foreign Policy.

"Necesitamos alejarnos de la ’guerra contra las drogas’ para centrarnos en reducir los riesgos sanitarios y los problemas sociales asociados al consumo y los mercados de drogas", aseguró Mike Trace, presidente del Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas (IDPC), que reúne a una treintena de ONG.

"Lamentablemente, las negociaciones han desembocado en una declaración política aguada e incoherente que aboga por seguir con las mismas estrategias ineficaces y a menudo contraproducentes", agregó.

Mientras, el director ejecutivo de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Antonio María Costa, defiende que la estrategia actual ha permitido contener el problema de la droga, al asegurar que el número de personas en el mundo que consumen narcóticos ilícitos al menos una vez al año alcanza los 208 millones, el 4,9 por ciento de la población del planeta entre 15 y 64 años.

Sin embargo, la ONU ha reconocido que el problema del crimen organizado asociado a las drogas, que mueve un mercado de 320.000 millones de dólares, ha empeorado con los años.

"Debemos tener la valentía de observar las consecuencias, dramáticas e imprevistas del control sobre la droga: que ha surgido un mercado criminal de proporciones asombrosas", ha reconocido Costa, quien es también director general de la Oficina de Naciones Unidas en Viena.

El crimen y la corrupción asociados con la droga están dando pruebas a una minoría de grupos de presión a favor de las drogas "que creen que la cura es peor que la enfermedad, y que la legalización de las drogas es la mejor solución", indicó.