Cámara de los Lores británica suspende por primera vez a dos miembros por corrupción

Los lores Truscott y Taylor de Blackburn fueron hallados culpables de intentar modificar las leyes a cambio de dinero.

20 de Mayo de 2009 | 16:09 | DPA

LONDRES.- Un día después de la renuncia del presidente de la Cámara de los Comunes de Gran Bretaña involucrado en un escándalo por el cobro indebido de dietas en el Parlamento, la Cámara de los Lores suspendió hoy por primera vez en más de 350 años a dos de sus miembros por corrupción.


En una investigación realizada la semana pasada, los lores Truscott y Taylor de Blackburn fueron hallados culpables de intentar cambiar las leyes a cambio de dinero.


La decisión de la Cámara de los Lores de excluir a estos dos miembros fue tomada por unanimidad y regirá hasta el final del actual período parlamentario en noviembre. Las suspensiones son las primeras desde 1642.


El comité de la Cámara de los Lores halló que Truscott y Taylor tuvieron una "clara voluntad" de violar el código de conducta parlamentario, que prohíbe a los lores aceptar dinero a cambio de realizar influencia parlamentaria.


Los lores negaron las acusaciones.


Dos periodistas del diario "Sunday Times" descubrieron en enero las actividades improcedentes de los dos lores.


Los periodistas se dieron a conocer como lobbistas de un empresario extranjero, que tenía previsto instalar una cadena de comercios en Reino Unido y esperaba obtener beneficios impositivos con ayuda de los lores.


De hecho, los dos lores no fueron acusados de aceptar dinero, sino que fueron hallados culpables de quebrar reglas que establecen que los lores "siempre deben cumplir con su palabra de honor".


La Cámara de los Lores tiene ante todo funciones de asesoría para los proyectos legislativos de la Cámara de los Comunes. En algunas áreas, los lores, que no son elegidos, tienen poder de veto.


Brown descarta adelantar comicios


En tanto, el Primer Ministro británico, Gordon Brown, descartó convocar elecciones anticipadas durante una comparecencia en el Parlamento, en la cual el líder de la oposición, el "torie" David Cameron, pidió la renuncia del Gobierno para superar la "parálisis" por el reciente escándalo de las dietas.


"Tenemos la obligación de resolver el problema", dijo Brown en su turno de réplica para rechazar el pedido de la oposición. En el intercambio dialéctico, Cameron le había pedido adelantar los comicios, que deberán ser convocados regularmente a más tardar a mediados de 2010.


Ayer, Michael Martin, el presidente de la Cámara de los Comunes -el "speaker", como se le conoce en el Reino Unido-, había anunciado ya su renuncia para el 21 de junio próximo. Martin, el primer "speaker" en renunciar al cargo desde hace más de 300 años por la presión de la oposición, estaba siendo fuertemente criticado por el escándalo del cobro indebido de dietas en el Parlamento.


Varios parlamentarios británicos están siendo castigados duramente en los últimos días en la opinión pública del país debido al mal uso del dinero de los contribuyentes. El "Daily Telegraph" denunció hace unos días el cobro indebido de costos por supuestas segundas residencias y otros gastos fraudulentos.


Por otra parte, el gobierno británico esbozó las líneas de una reforma del desacreditado sistema de gastos para los parlamentarios, que ha desatado un escándalo en el que se han visto envueltos los principales partidos políticos.


Las reglas más severas, acordadas por los líderes de los partidos, introducirían un sistema de regulación externo para el cobro de gastos a fin de "dotar el Parlamento de una reputación intachable", afirmó la diputada laborista, Harriet Harman.


Un número de prominentes miembros del gobierno de Brown continúan bajo investigación por posibles infracciones en el cobro de dietas.


En el futuro, habrá un tope de 1.250 libras esterlinas (1.959 dólares) al mes para alquiler o pago de intereses hipotecarios, que los miembros del Parlamento pueden solicitar para segundas viviendas, aseguró Harman.


El proceso de "flipping", una especie de reventa de casas con fines especulativos por el cual un parlamentario podía alterar la definición de un segundo hogar a fin de lucrarse con la venta de propiedades financiadas con dinero del contribuyente, será prohibido.


Los cobros de dietas excluirán a partir de ahora gastos en comida, muebles, servicio de limpieza o jardinería.


Las propuestas se producen después de dos semanas de turbulencia política en torno al supuesto abuso del sistema de pago de dietas, suscitado por la publicación por el diario "Daily Telegraph" de las solicitudes de cobro y recibos de los parlamentarios.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores