Tribunal de Myanmar reanuda juicio contra líder opositora

Hoy compareció la abogada Khin Moe, miembro de la Liga Nacional por la Democracia (LND) y uno de los dos testigos aceptados al equipo legal que defiende a Aung San Suu Kyi.

10 de Julio de 2009 | 10:21 | EFE

BANGKOK.- El tribunal especial reanudó hoy el juicio a la líder opositora de Myanmar, Aung San Suu Kyi, una semana después de que la Junta Militar negara al Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, permiso para visitarla en la prisión.


Antes del inicio de la vista, que como las anteriores se celebra en el interior de cárcel de máxima seguridad de Insein, la Policía desplegó varios centenares de agentes con material antidisturbios y montó controles de seguridad con alambrada de espino, en las calles del suburbio situado a las afueras de Rangún.


A pesar de la notable presencia de policías de uniforme y también civiles de la asociación paramilitar afín al régimen, cerca de un centenar de seguidores de la Liga Nacional por la Democracia (LND), la formación encabezada por Suu Kyi, se concentraron en uno de los accesos a la prisión en una muestra de apoyo a la Premio Nobel de la Paz.


El juicio, que comenzó el 18 de mayo pasado y que se interrumpió a principios de junio, se celebra a puerta cerrada y tanto los testigos como los abogados que defienden a Suu Kyi, están obligados a no revelar información sobre los testimonios y los argumentos de los fiscales y jueces.


Suu Kyi, que ha pasado en cautividad 14 de los últimos 20 años, está acusada de violar los términos del arresto domiciliario que cumplía desde 2003, por cobijar dos noches en su casa a John William Yettaw, un estadounidense que se coló en la vivienda de la opositora tras burlar la vigilancia policial.


Durante la vista compareció la abogada Khin Moe, miembro de la LND y uno de los dos testigos aceptados al equipo legal que defiende a la Premio Nobel de la Paz, para ofrecer su testimonio en base a los aspectos legales del caso, después de que, previamente, fuera desestimado por el tribunal.


Los jueces fijaron para el 17 de julio una sesión dedicada a procedimientos, y anunciaron que la exposición de los argumentos finales de la defensa tendrá lugar durante la vista que se celebrará el 24 del mismo mes.


"Ayer (jueves) repasamos con Aung San Suu Kyi los argumentos finales", indicó Nyan Win, abogado y portavoz oficial de la LND.


El tribunal, que aceptó los 14 testigos presentados por la Fiscalía, rechazó los otros dos testigos propuestos por la defensa: el veterano periodista Win Tin, liberado en 2008 tras permanecer encarcelado 18 años por activismo político, y el vicepresidente de la LND y ex jefe de las Fuerzas Armadas, el general jubilado Tin Oo, bajo arresto domiciliario desde mediados de 2003.


Nyan Win explicó que la víspera de la vista, mantuvo junto a sus colegas una breve reunión con Suu Kyi en prisión, para repasar aspectos del juicio e informar a la jefa de la LND sobre la visita efectuada recientemente por Ban Ki-moon a Myanmar.


El portavoz dijo que Suu Kyi no hizo ningún comentario cuando fue informada de que el Gobierno negó al Secretario General de la ONU el permiso para verla en persona durante su estancia en el país, el pasado 3 y 4 de julio.


Las autoridades, que de momento no han dado señales sobre cuando concluirá el juicio, aplazaron la vista del pasado viernes con ocasión de la llegada del responsable de la ONU, quien en menos de 48 horas, se reunió en dos ocasiones con el máximo jefe de la Junta Militar, general Than Shwe, en Naypyidaw, la nueva capital, para pedir ver a Suu Kyi, quien en junio cumplió 64 años.


Ban, que ha calificado de "totalmente inaceptable" el juicio de Suu Kyi, precisó que el general Than Shwe le dijo que no era posible ver a Suu Kyi dado que eso supondría una injerencia en el proceso judicial al que está siendo sometida, pese a que resulta conocido que en Myanmar los tribunales son instrumentos de la Junta Militar.


De ser declarada culpable, la líder de la LND, única formación política que resiste a la intensa presión del régimen, puede ser condenada a una pena de hasta cinco años de cárcel, lo cual impediría su participación en las elecciones que la Junta Militar pretende celebrar en 2010.


Cerca de 2.100 personas están encarceladas en Myanmar por motivos políticos.


Con Suu Kyi al frente, la LND ganó las elecciones celebradas en 1990, cuyos resultados nunca han sido reconocidos por los militares, que rigen el país desde hace 47 años.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores