Estadounidense extraditado de Myanmar es sometido a chequeo médico en Tailandia

John Michael Yettaw sufre diabetes, epilepsia y asma, condiciones que podrían obligarlo a permanecer algunos días en Bangkok antes de regresar a su país.

17 de Agosto de 2009 | 00:41 | EFE

BANGKOK.- John Michael Yettaw, el estadounidense condenado en Myanmar por violar el arresto domiciliario de la líder democrática Aung San Suu Kyi, es sometido hoy a un chequeo médico en Bangkok, antes de regresar a Estados Unidos.


John Yettaw posee una salud delicada, afectado de diabetes, epilepsia y asma, y tuvo que ser hospitalizado durante el juicio que tuvo lugar en su contra en la prisión de Insein, Rangún, en el que fue condenado a siete años de cárcel por colarse en la casa de la Nobel de la Paz.


"Nuestra prioridad es asegurar la salud del señor Yettaw", dijo Cynthia Brown, portavoz de la embajada estadounidense en Bangkok, a donde Yettaw voló ayer, tras ser extraditado gracias a las gestiones del senador estadounidense Jim Webb, que realizó una visita oficial de tres días a Myanmar.


Por el momento, se desconoce si Yettaw volará en las próximas horas a su país o si su estado de salud lo obligará a permanecer en la capital tailandesa durante algunos días.


Webb, jefe del Comité de Relaciones Exteriores del Senado con el Sudeste Asiático y el Pacífico, intercedió a favor de Yettaw durante una reunión que mantuvo el sábado con el general Than Shwe, que le convirtió en el funcionario estadounidense de mayor rango en encontrarse con el jefe de la Junta Militar de Myanmar desde el golpe de 1962.


Webb también logró la proeza de entrevistarte con Suu Kyi, algo que no consiguió el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, a quien Than Shwe ha denegado el permiso en dos ocasiones.


Yettaw fue detenido en mayo pasado por entrar ilegalmente en la vivienda de la activista para avisarla de un supuesto "ataque terrorista" contra ella, del que había tenido conocimiento gracias a una "visión".


La extraña intrusión de este ex soldado de 54 años de fe mormona ocurrió escasos días antes de que expirara el arresto domiciliario que cumplía Suu Kyi desde 2003.


Líderes de todo el mundo aseguran que la Junta Militar encontró en este episodio la excusa perfecta para volver a amordazar a la Nobel de la Paz e impedir así que concurra a las elecciones que tiene planeado celebrar en 2010.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores