Al Qaeda pide a uigures que lancen guerra santa contra China

El llamado fue hecho por Abu Yahia Al Libi, considerado como el número tres del grupo terrorista después de Osama bin Laden y Ayman al Zawahiri.

08 de Octubre de 2009 | 05:17 | AFP

DUBAI.-Un jefe de la red islamista Al Qaeda llamó a los uigures a que lancen una guerra santa contra el gobierno chino y afirmó que el régimen comunista de Pekín sufrirá el mismo destino que el de la antigua URSS, informó el jueves un centro estadounidense de vigilancia de sitios islamistas.


"Que nuestros hermanos del Turquestán (el nombre que dan los islamistas a la región autónoma de Xinjiang) sepan que no hay salvación ni forma de poner fin a la opresión y la injusticia si no es a través de un verdadero regreso a la fe y preparándose seriamente a la yihad (guerra santa)", proclamó Abu Yahia Al Libi, según el centro SITE.


En un mensaje de nueve minutos, Al Libi se refiere a la situación de los uigures, afirmando que son víctimas de una política de discriminación.


Abu Yahia Al Libi, considerado como el número tres de Al Qaeda después de Osama bin Laden y Ayman al Zawahiri, prometió al régimen comunista chino la misma suerte que el de la ex Unión Soviética.


"El destino de este Estado del ateísmo y la testarudez será la extinción", afirmó. "El Estado chino sufrirá el mismo destino que el del oso ruso", insistió.


Los uigures de Xinjiang -una minoría musulmana y de lengua turca del noroeste de China- se quejan de discriminaciones culturales y religiosas en nombre de la lucha contra el separatismo.


En julio pasado estallaron motines en esta región después de una manifestación exigiendo la luz sobre el asesinato de dos uigures en el sur chino, según la disidencia uigur en el exilio.


Las autoridades acusaron a los separatistas de haber fomentado esos disturbios, que fueron seguidos de represalias por parte de los han, la comunidad mayoritaria, y dejaron 197 muertos, en su mayoría hans, según ellas.


Cientos de personas fueron arrestadas. Después de esos motines, la tensión sigue siendo fuerte en Xinjiang.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores