Miles de personas visitan a Nefertiti en su regreso al Neus Museum

Los asistentes tuvieron que esperar hasta tres horas para poder admirar el busto de la reina del Nilo.

18 de Octubre de 2009 | 15:18 | EFE

El busto de Nefertiti ha sido reclamado por Egipto en varias ocasiones.

EFE

BERLÍN.- Unas 16.500 personas visitaron el busto de Nefertiti, la reina del Nilo, en su primer fin de semana de regreso al Neues Museum, reabierto ahora casi 70 años después de quedar reducido a ruinas por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.


Quienes aguantaron las hasta tres horas de espera tuvieron el privilegio de asistir al re-estreno de la llamada "Mona Lisa" de la antigüedad en el mismo lugar donde fue exhibida por primera vez, un siglo atrás, tras ser hallada en el Valle de Amarna por arqueólogos alemanes en 1912.


El Neues Museum, recuperado de las ruinas por obra del arquitecto británico David Chipperfield e inaugurado el viernes por la Canciller Angela Merkel, acoge 9.000 objetos de los fondos del Museo Egipcio -entre sarcófagos, papiros, relieves, esculturas, etc.


Con la inauguración se completó el proceso de recuperación de la Isla de los Museos iniciada tras la caída del Muro, 20 años atrás, que ha costado más de mil millones de euros, de los cuales 213 millones corresponden al Neues Museum.


El busto se exhibió por primera vez en ese Museo y durante los bombardeos aliados sobre Berlín, entre 1943 y 1945, fue trasladado a una mina de Turingia, por orden de Adolf Hitler para preservarlo de la destrucción del resto de la capital de Tercer Reich.


Las tropas estadounidenses lo rescataron de ahí y fue expuesto durante décadas en el sector estadounidense, hasta que tras la reunificación pasó por varios domicilios provisionales.


Egipto ha reclamado a Nefertiti como propia repetidamente, pero ni Hitler entonces ni las autoridades actuales han accedido por ahora a la petición.


Chipperfield descartó llevar a cabo una reconstrucción piedra a piedra de lo que fue el Neues Museum en tiempos del Kaiser Guillermo II. En lugar de eso ensambló la ruina y las partes originales que sí sobrevivieron a las bombas, con nuevos materiales.


El resultado es una fascinante mezcla de ruina y modernos materiales que no tapa cicatrices, sino que extrae la belleza de los estragos del tiempo.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores