Los Obama reciben a 2.000 niños disfrazados en la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, junto a su familia, entregaron dulces y frutas secas para el tradicional "Halloween" o Día de Brujas.

01 de Noviembre de 2009 | 01:05 | AP
WASHINGTON.- El presidente estadounidense Barack Obama y su esposa Michelle repartieron el sábado dulces y frutas secas a más de 2.000 niños disfrazados para el tradicional "Halloween" o Día de Brujas, en una celebración en la Casa Blanca en la que también homenajearon a las familias de militares.

Disfrazados de superhéroes, piratas, hadas y esqueletos, los niños y sus padres llegaron desde Washington y desde los estados vecinos de Maryland y Virginia, y se formaron en fila a la puerta de una Casa Blanca iluminada de anaranjado.

Sonrientes, los Obama conversaron con ellos y distribuyeron bolsas de plástico que también incluían una galleta dulce de manteca hecha por el chef de postres de la Casa Blanca y un libro de actividades de la Fundación de Guardabosques de Parques Nacionales.

La primera dama usó unas orejas de gato peludas y una blusa estampada como una piel de leopardo. Una enorme araña de peluche colgaba de una telaraña de hilos en la entrada y las columnas estaban rodeadas de calabazas.

"Tocó mi mano", dijo sonriente Tiera Thomas, de 11 años, tras recibir dulces del presidente. Los niños que asistieron fueron seleccionados con ayuda del Departamento de Educación y estudian en escuelas de la capital y los suburbios cercanos.

La pareja presidencial repartió dulces durante una media hora. Luego los Obama participaron de una recepción en el Salón Este para familias de militares y los padres de los empleados de la Casa Blanca y sus niños.

Obama agradeció a los militares y sus familias. "Estamos tan agradecidos hacia ustedes", dijo. "En especial ahora que muchas veces ustedes están separados. Es duro. Los cónyuges que están en casa prestan servicio tanto como los que están en el frente. Así que estamos encantados de que ustedes pudieran venir y que les pudiéramos decir 'Gracias' en persona a todos".

Según la tradición estadounidense, los niños salen este día a recorrer las casas de su vecindario disfrazados, pidiendo golosinas con la frase "dulce o travesura", una amenaza en broma a los dueños de la casa.

Las hijas del presidente Sasha, de 8 años, y Malia, de 11, disfrutaron de su primera Noche de Brujas en la Casa Blanca. Sin embargo, hubo hermetismo sobre el tema de qué disfraces usaron, pese a que cientos de niños más aparecieron disfrazados frente a la prensa.

La Casa Blanca recordó lo dicho por Michelle Obama en el programa televisivo de Jay Leno, cuando dijo que necesitaba "autorización de la oficina de seguridad" para revelar cómo se vestirían las dos niñas.

La celebración es algo extraña en la Casa Blanca, pero la familia Obama no es la primera en ocasión del Día de Brujas.El presidente George Bush y la primera dama Bárbara Bush recibieron a 500 niños en 1989 y durante la presidencia de Bill Clinton, la Casa Blanca fue iluminada con un proyector que formaba la imagen de una calabaza gigante.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores