Hijo de Margaret Thatcher habría sido informante del servicio secreto sudafricano

Mark Thatcher habría buscado con esto no ser procesado por el fallido golpe de estado en Guinea Ecuatorial.

08 de Noviembre de 2009 | 07:33 | EFE

LONDRES.- Mark Thatcher, hijo de la ex primera ministra británica conservadora Margaret Thatcher, fue informante de los servicios secretos sudafricanos (SASS) para evitar ser procesado por la fallida intentona golpista en Guinea Ecuatorial, revela hoy "The Sunday Times".


Thatcher se entrevistó con miembros del SASS en 2004 para hablar del golpe en Guinea Ecuatorial, agrega el rotativo.


Según la información del "Sunday Times", Mark Thatcher se reunió con el SASS mientras era investigado por la Policía por su presunta participación en la financiación del complot, pero cuatro días después fue detenido por policías sudafricanos y acusado en virtud de las leyes contra las actividades mercenarias.


En 2005, Mark Thatcher se declaró culpable ante un tribunal sudafricano de implicación "involuntaria" en la intentona al haber financiado la compra de un avión y fue condenado a una fuerte multa y a cuatro años de prisión suspendida.


Adam Roberts, autor del libro "The Wonga Coup" sobre la intentona golpista, declara al Sunday Times: "Thatcher me dijo que cuatro días antes de su arresto había sido aceptado por el SASS como fuente de inteligencia" y "culpa de su detención a la falta de comunicación entre varios departamentos del Gobierno (sudafricano)".


Quien fue procesado en Guinea Ecuatorial por la intentona fue el mercenario británico Simon Mann, pero fue indultado hace unos días por el presidente guineano, Teodoro Obiang Nguema.


Mann, que regresó recientemente al Reino Unido, considera que el hijo de Thatcher tuvo una labor importante en los preparativos de la intentona y quiere que sea procesado.


El mercenario, que tiene también la nacionalidad sudafricana, cumplía una pena de 34 años de cárcel por la intentona.


El ex soldado de las fuerzas especiales del Ejército británico SAS fue detenido el 7 marzo de 2004 en el aeropuerto de Harare cuando se disponía a reunirse con un grupo de hombres procedentes de Sudáfrica y que tenían como destino Guinea Ecuatorial.


En Harare, el 10 septiembre de 2004, Mann fue condenado a cuatro años de prisión por violar las leyes de seguridad de Zimbabue, y el 1 de febrero de 2008 fue extraditado a Guinea Ecuatorial para ser juzgado.


El 7 de julio de 2008, el Tribunal de Apelación de Malabo condenó a Mann a 34 años y cuatro meses de cárcel, acusado de intento de golpe de Estado y de tratar de acabar con la vida del presidente de Guinea Ecuatorial.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores