Huracán Ida avanza rumbo a campos petroleros de Golfo de México

Las firmas petroleras de Estados Unidos estaban cerrando su producción y evacuando a los trabajadores desde el Golfo debido al fenómeno climático.

09 de Noviembre de 2009 | 05:49 | Reuters

SAN SALVADOR.- El Huracán Ida avanzaba el lunes rumbo a las instalaciones de gas y petróleo del centro del Golfo de México y con dirección a la costa de Estados Unidos, luego de dejar 124 personas muertas en El Salvador debido a inundaciones y deslaves provocados por sus lluvias.


Las firmas petroleras de Estados Unidos estaban cerrando su producción y evacuando a los trabajadores desde el Golfo debido a Ida, una tormenta Categoría 2 con vientos máximos sostenidos cercanos a los 165 kilómetros por hora.


El petróleo subía el lunes más de un dólar sobre los 78 dólares por barril, debido a temores provocados por el huracán.


El Centro Nacional de Huracanes dijo que se esperaba que Ida se debilitara, pero que posiblemente seguirá siendo un huracán cuando se aproxime a la costa norte del Golfo de México en la noche del lunes o madrugada del martes. Se prevé que toque tierra en alguna zona entre Luisiana y Florida.


Varios productores grandes cerraron parte de su producción de gas y petróleo como medida de precaución.


El puerto petrolero de Luisiana, que recibe un promedio de 1 millón de barriles de crudo extranjero por día de barcos cargueros, suspendió la descarga de los tanqueros en la tarde del domingo. Este puerto es el único de Estados Unidos que puede recibir a los tanqueros de mayor tamaño.


El Golfo de México aloja cerca de un cuarto de la producción doméstica de petróleo de Estados Unidos y 15 por ciento de la producción de gas natural. Además, en la costa del Golfo se ubica el 40 por ciento de la capacidad de refinación del país.


En El Salvador, los ríos salieron de sus lechos y las faldas de algunos cerros colapsaron debido a las persistentes lluvias que dejó el paso de Ida, aislando algunas zonas del interior del resto del país.


El Gobierno de El Salvador dijo que 124 personas murieron debido a deslaves e inundaciones que arrasaron con decenas de casas.


La mayor parte del café del país centroamericano es cultivada en áreas lejanas a las afectadas por las inundaciones, pero la asociación nacional del café no ha estimado aún el daño potencial a la cosecha.


Luisiana en estado de emergencia 


El centro de huracanes con base en Miami emitió una alerta de tormenta desde Pascagoula, Mississippi, a Indian Pass, Florida, lo que significa que se pueden esperar condiciones de huracán en el área dentro de 24 horas.


Una alerta de tormenta tropical estaba vigente para zonas de Luisiana y Mississippi, incluida la ciudad de Nueva Orleans, que aún se recupera de la devastación provocada por el Huracán Katrina en el 2005.


El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, declaró estado de emergencia el domingo, permitiendo al Gobierno mivilizar soldados y equipos de rescate.


Si Ida toca tierra en Luisiana, sería la primera tormenta que azota al estado desde que el Huracán Gustav llegó a sus costas en septiembre del 2008.


A la 1.00 am hora local (0600 GMT), Ida se encontraba a 547 kilómetros al sur-sudeste de la desembocadura del Río Mississippi y avanzaba con rumbo norte-noroeste a unos 24 kilómetros por hora, dijo el centro de huracanes. Se espera que Ida se gire hacia el norte y gane velocidad hacia la costa del Golfo de México antes de alejarse hacia el noreste el martes.


Ida pasó sin que se reportaran víctimas ni daños en centros turísticos claves del Caribe mexicano como Cancún, Playa del Carmen o Cozumel, donde descargó lluvias interminentes con ráfagas de viento. Las autoridades de la zona levantaron las alertas a la población y los visitantes.


Ida se convirtió en huracán por primera vez el jueves, frente a la costa de Nicaragua en el Caribe, antes de debilitarse sobre tierra. El sábado recobró su intensidad al regresar al mar.


La tormenta descargó lluvias torrenciales a comienzos de esta semana en la costa Caribe de Nicaragua. Cerca de 5.300 personas permanecían aún en albergues y el presidente del empobrecido país, Daniel Ortega, dijo el sábado que pedirá préstamos por cerca de 4,4 millones de dólares para resarcir los daños.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores