Rey de España se recupera mientras siguen las críticas por la caza de elefantes

El monarca Juan Carlos es acusado de irresponsabilidad y falta de tacto, por su viaje a África.

16 de Abril de 2012 | 10:00 | DPA

Hoy el monarca fue visitado por la reina Sofía.

Reuters

MADRID.- El rey Juan Carlos de España se recupera satisfactoriamente de la intervención de cadera a la que fue sometido el sábado tras sufrir una caída en Botswana, mientras hoy continuaban las críticas por su viaje al país africano para cazar elefantes.


Según el parte médico dado a conocer al mediodía por el Hospital USP San José de Madrid, donde se encuentra ingresado, el monarca presenta una evolución "muy positiva", "se levanta y se sienta con autonomía", y su movilidad "es prácticamente completa y natural".


"Sigue con el programa de recuperación intensiva" y "la fisioterapia evoluciona satisfactoriamente", indica el parte leído por el director gerente del centro médico, Javier de Joz, quien anunció un nuevo parte para mañana martes.


El rey comenzó ayer a caminar con ayuda de dos muletas, después de que le fuera implantada una prótesis de sustitución en la cadera derecha. Según fuentes de la Casa Real, Juan Carlos pasó bien la noche, sin necesidad de analgésicos, y podría recibir mañana el alta hospitalaria, algo que no fue confirmado por los médicos.


Después de cuatro días de internamiento, el rey recibió hoy por primera vez la visita de su esposa, la reina Sofía, al regreso de un viaje a su Grecia natal para celebrar la Pascua ortodoxa junto a su familia. Sofía arribó al hospital poco después del mediodía procedente directamente del aeropuerto y entró en el centro médico sin realizar declaraciones a la prensa.


Mientras el soberano continúa de baja médica, el príncipe heredero Felipe asumirá sus compromisos oficiales. A lo largo de la jornada, sustituirá a su padre en dos audiencias, una con las últimas promociones de abogados del Estado y otra con representantes de la empresa Bacardí, por el 150 aniversario de su fundación.


Las informaciones de que Juan Carlos se encontraba en África participando en una cacería de elefantes, en medio de la grave crisis económica que azota a España, trajo numerosas críticas al monarca, al que comentarios en la prensa de hoy acusan de irresponsabilidad y falta de tacto.


En una entrevista en televisión, el líder de la oposición socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, se negó a expresar su opinión sobre el viaje del rey, y aseguró que su partido no comenta la vida privada del jefe de Estado, pero a continuación indicó: "Comprendo perfectamente a quien es crítico con el viaje del rey".


Por su parte, el presidente regional del País Vasco, el también socialista Patxi López, dijo que "no estaría mal" que el rey pida disculpas a los ciudadanos. En entrevista de radio, López defendió el derecho del monarca a su "espacio privado", pero consideró que el "en los tiempos que corren hay ciertas cosas que la ciudadanía no entiende, y ese viaje es una de ellas".


También criticaron al rey las principales centrales sindicales. El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, afirmó que la cacería del rey no ha sido oportuna, mientras que el secretario general de la Unión General de Trabajadores, Cándido Méndez, pidió una reflexión sobre las consecuencias públicas que tienen las actividades privadas de la Casa Real.


Según el diario "El País", tanto entre el gobierno conservador de Mariano Rajoy como entre la oposición socialista hay una gran preocupación por los daños que lo sucedido pueda causar a la imagen de la monarquía dentro y fuera del país.


Por su parte, el diario "El Mundo" asegura que el rey pretende analizar el viernes con Rajoy la manera de atenuar los daños.


El accidente y la operación del rey se produjeron pocos días después de que su nieto mayor, Felipe Juán Froilán, de 13 años, sufriera el lunes de la semana pasada una herida en el pie derecho al disparársele la escopeta que estaba manejando sin haber alcanzado la edad legal para manejar este tipo de armas.


Según afirmaron hoy medios locales, el padre del joven y ex marido de la infanta Elena, Jaime de Marichalar, declaró el sábado en la Guardia Civil de la ciudad de Soria en relación con el accidente, que le podría costar una multa y la retirada del arma y la licencia.


Marichalar acompañaba a su hijo cuando se produjo el accidente, según fuentes de la Casa Real. Felipe Juan Froilán fue internado acto seguido en el Hospital Quirón de Madrid y podría recibir el alta hospitalaria hoy mismo.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores