Papa nombra al cardenal español para investigar filtración documentos reservados

Benedicto XVI ordenó crear una comisión, luego que en los medios de comunicación italianos se divulgaran textos cubiertos por el secreto de oficio.

25 de Abril de 2012 | 09:23 | EFE
AP

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa nombró al cardenal español Julián Herranz (82), ex presidente del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos, titular de la Comisión Cardenalicia que se creó para esclarecer los recientes casos de filtraciones de documentos reservados vaticanos a los medios de comunicación.


El Vaticano informó hoy que de esa Comisión cardenalicia forman parte, además de Herranz, los también purpurados Jozef Tomko, eslovaco, prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (88), Salvatore De Giorgi, ex arzobispo de Palermo (Italia), de 82 años.


"Tras la reciente divulgación en televisión, en los diarios u otros medios de comunicación de documentos cubiertos por el secreto de oficio, el Santo Padre ha dispuesto la creación de una Comisión Cardenalicia, para que realice una investigación en profundidad sobre esos episodios", informó hoy la Secretaria de Estado de la Santa Sede.


La comisión ya se reunió ayer para establecer "método y calendario de los trabajos", precisó el pontificado.


Ya el pasado 16 de marzo, el arzobispo Angelo Becciu, Sustituto de la Secretaria de Estado, "número tres" de la Santa Sede, informó de la intención del Papa de crear esa comisión para esclarecer el caso de los documentos reservados filtrados que han puesto en el centro a la Curia Romana y que dieron una imagen "que no corresponde a la realidad".


Becciu aseguró que Benedicto XVI estaba "afligido" por las filtraciones, que han desatado una fuerte polvareda a nivel mundial, pero sobre todo en Italia, pero decidido a esclarecer lo sucedido.


El "número tres" del Vaticano criticó la "deslealtad" y "bellaquería" de los eclesiásticos que han filtrado esos documentos, personal de la Curia "que se ha aprovechado -agregó- de su situación de privilegio para publicar documentos sobre los que tenían la obligación de respetar esa reserva".


En los últimos meses, medios italianos publicaron diferentes documentos internos del Vaticano.


El diario "Il Fatto Quotidiano" publicó uno sobre un supuesto complot para acabar con el Papa a finales de 2012 y señalaba que del mismo había hablado el cardenal de Palermo, Paolo Romeo, durante un viaje a China en noviembre de 2011.


Una cadena de televisión (La 7) publicó unas cartas enviadas por el actual nuncio en EE.UU. y ex secretario general del Governatorato de la Ciudad del Vaticano -Gobierno que gestiona este Estado- a Benedicto XVI, en las que denunciaba la "corrupción, prevaricación y mala gestión" en la administración vaticana.


En una de esas misivas, Viganó denunció también que los banqueros que integran el llamado "Comité de finanzas y gestión" del Governatorato y de la Secretaría de Estado "se preocupan más de sus intereses que de los nuestros" y que en diciembre de 2009 en una operación financiera "quemaron (perdieron) 2,5 millones de dólares".


Tras conocerse esos documentos, el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, denunció la existencia de una especie de "WikiLeaks" que, en su opinión, intenta desacreditar a la Iglesia.


Lombardi afirmó que se trata de documentos de naturaleza diferente, de épocas diferentes, apuntes sobre cuestiones jurídicas y sobre como se considera que puede ser mejor la gestión de "Governatorato" y que es normal que existan opiniones diferentes.


Lo grave, agregó, es que si se mezclan todos se da una imagen "que crea confusión".


Según el portavoz, el objetivo de las filtraciones es el de desacreditar a la Iglesia en su compromiso de luchar contra la pederastia y garantizar la transparencia del funcionamiento de sus instituciones.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores