Primer Ministro de Japón quiere modificar prohibición constitucional de poseer FF.AA.

Shinzo Abe reconoció que está dispuesto a dar el primer paso para cambiar el estricto pacifismo consagrado en la Carta Fundamental establecida en la posguerra.

31 de Enero de 2013 | 02:20 | Agencias

Tropas de las Fuerzas de Autodefensa de Japón se despliegan en maniobras en Narashino, cerca de Tokio.

AFP

TOKIO.- Tal como había planteado antes de asumir el cargo, el Primer Ministro conservador de Japón, Shinzo Abe, anunció este jueves su intención de modificar la actual Constitución, impuesta por Estados Unidos en 1946 luego de la derrota nipona en la Segunda Guerra Mundial.

Interrogado en el Parlamento sobre sus intenciones con respecto a la Carta, que prohíbe en particular a Japón entrar en guerra, Abe dijo que iba "en primer lugar a modificar el artículo 96", un primer paso indispensable para eventualmente reformar luego el que consagra el pacifismo del país -fijada en el artículo 9-.

Técnicamente, el artículo 96 fija las reglas para cualquier enmienda de la constitución que entró en vigor en 1947. Precisa, por ejemplo, que las modificaciones deben ser una iniciativa de la Dieta -parlamento bicameral- aprobada por una mayoría de al menos dos tercios de todos los miembros de cada Cámara.

Luego, las enmiendas deben recibir asentimiento ya sea por referéndum, con una mayoría de todos los votos emitidos, o en elecciones paralelas.

Las intenciones del nuevo gobierno japonés surgen mientras la potencia asiática enfrenta contenciosos territoriales con China, especialmente en torno al diminuto archipiélago Senkoku/Diaoyu, y ha tenido que movilizar medios antiaéreos frente a los disparos de cohetes efectuados desde la cercana Corea del Norte.

Renuncia a la guerra

El artículo 9 de la Constitución japonesa estipula que el país, "aspirando sinceramente a una paz internacional basada en la justicia y el orden", renuncia "para siempre a la guerra como derecho soberano de la nación, así como a la amenaza o al uso de la fuerza como medio para resolver los conflictos internacionales".

Con este fin, Japón "no mantendrá nunca fuerzas terrestres, navales o aéreas, o otros potenciales bélicos. El derecho de beligerancia del Estado no será reconocido".

La discusión sobre la restricción impuesta por dicho artículo surge con frecuencia en el debate político japonés, en la medida que se registran tensiones con sus vecinos inmediatos.

Durante la campaña electoral que lo llevó al poder, el pasado 16 de diciembre, Abe mencionó varias veces su deseo de redefinir el concepto de "fuerzas de autodefensa", la terminología oficial, en pos de una "fuerza militar" con todas las de la ley.

Tal posibilidad genera inquietud entre los países cercanos a Japón, especialmente China, donde todavía se alude a las profundas cicatrices que dejó en ese país la guerra de agresión emprendida por la fuerzas niponas entre 1937 y 1945, y en Corea, ocupada durante 35 años.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores