Ataque a comisaría en China termina con once muertos

Según la agencia Xinhua, nueve atacantes armados con hachas y cuchillos atacaron a un grupo de policías, aunque finalmente fueron abatidos.

17 de Noviembre de 2013 | 16:15 | AFP

BEIJING.- Once personas murieron en un ataque cometido por nueve asaltantes en una comisaría de Xinjiang, anunció la prensa oficial este domingo, en un momento de tensión en esta región de mayoría musulmana tras un reciente atentado en Beijing.


Según la agencia oficial de noticias Xinhua, nueve atacantes armados de hachas y cuchillos mataron en la comisaría a dos agentes auxiliares de policía e hirieron a otros dos, antes de ser abatidos a tiros por las fuerzas del orden.


La agencia precisa que el ataque se produjo el sábado en Serikbuya, una localidad del condado de Bashu, en Xinjiang, región sacudida por recurrentes actos de violencia entre los uigures, musulmanes de lengua turca, y los Han, la etnia mayoritaria en China.


Un grupo de defensa de los uigures puso en tela de juicio la versión oficial, afirmando que en realidad la policía china abrió fuego contra unos manifestantes uigures. Un portavoz del Congreso Mundial Uigur, con sede en Münich, Alemania, aseguró que las personas presentadas como asaltantes eran manifestantes.


Dilxat Raxit dijo que hubo un enfrentamiento cuando un joven uigur murió por disparos, y que a continuación las fuerzas de seguridad mataron a los otro ocho manifestantes. Aparte, "decenas" de manifestantes uigures fueron detenidos en el incidente, añadió el portavoz.


"Llamo una vez más a la comunidad internacional a que tome medidas inmediatas para impedir al Gobierno chino abrir fuego contra manifestantes uigures y privarles de sus derechos", declaró el portavoz.


Situado en los confines occidentales de China, Xinjiang, "región autónoma" donde la principal etnia son los uigures, se ve sacudida esporádicamente por actos violentos imputados por las autoridades a "terroristas" o "separatistas".


Para las organizaciones uigures, estas acusaciones son la excusa que emplean las autoridades para justificar una nueva vuelta de tuerca en la represión que aseguran sufrir.


El ataque se produjo además en un momento de tensiones en Xinjiang, que fue escenario de enfrentamientos que dejaron decenas de muertos en abril, julio y agosto de 2013.


Otros actos violentos en otras regiones han sido imputados también a los uigures, como el atentado que tuvo lugar a finales de octubre en la plaza Tiananmen de Beijing, que según la policía fue producto de la acción de tres uigures que precipitaron su vehículo, cargado de bidones de gasolina, contra la entrada de la Ciudad Prohibida. El ataque dejó dos muertos, además de los tres ocupantes del vehículo, y alrededor de 40 heridos.


La prensa estatal afirmó entonces que en el atentado, que aún no ha sido reivindicado, participó un grupo de ocho "terroristas" armados. El jefe de la seguridad china, Meng Jianzhu, acusó también al Movimiento Islámico del Turkestán oriental (ETIM), un grupúsculo radical separatista, de haber apoyado la operación.


El Etim, que declara combatir por la independencia del Turkestán oriental, antiguo nombre del Xinjiang chino, fue clasificado por la ONU en 2002 como una de las organizaciones vinculadas a Al Qaida.


Sin embargo, las autoridades no han facilitado ninguna prueba que sostenga su implicación en el atentado, lo que suscita dudas entre los expertos, que citan la naturaleza poco sofisticada del ataque y la falta de cimientos del fundamentalismo musulmán en China.


Según Dilxat Rexit, más de 50 personas fueron detenidas en Xinjiang durante operaciones policiales a principios de noviembre.





Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores