Investidura de Rousseff congrega menos simpatizantes de los esperados por el PT

La Mandataria brasileña asumirá hoy su segundo mandato en medio de las repercusiones por el escándalo de corrupción en la compañía estatal Petrobas.

01 de Enero de 2015 | 14:40 | EFE

La presidenta llegó hasta el Congreso en un Rolls Royce donado a Brasil por la reina Isabel II de Inglaterra, y en compañía de su única hija.

EFE

BRASILIA.- La investidura de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, reelegida en pasado octubre, congregó hoy a algunos cientos de simpatizantes en Brasilia, una cifra notablemente inferior a las 30.000 personas esperadas por el oficialista Partido de los Trabajadores (PT).


Tan sólo unos pocos cientos de personas se congregaron frente a la catedral de Brasilia, situada en el inicio de la Explanada de los Ministerios y donde la presidenta abordó el Rolls Royce "Silver Wraith" sin capota de la Presidencia brasileña que la llevó hasta el Congreso, en donde jurará el cargo para iniciar su segundo mandato de cuatro años.


Algunos puñados de personas se distribuyeron en el recorrido de un kilómetro entre la Catedral y el Congreso Nacional, mientras que en el Palacio Presidencial de Planalto se encontraban unas 2.000 personas cuando faltaban quince minutos para el comienzo de los actos, para los que cuales el PT había prometido un clima de fiesta e incluso había arrendado autobuses.


A la ceremonia de investidura asisten los presidentes de Chile, Bolivia, Costa Rica, Paraguay, Uruguay y Venezuela, así como los vicepresidentes de China, Estados Unidos y Argentina, además de delegaciones de otros 70 países.


La única presidenta ausente entre los países del Mercosur será la argentina Cristina Fernández, quien sufrió una fractura en un tobillo y envió en su lugar al vicepresidente Amado Boudou.


Entre los desafíos que esperan a Rouseff en los próximos cuatro años está hacer frente al escándalo de corrupción en la compañía estatal Petrobras y un prometido y duro ajuste fiscal para enderezar la desacelerada economía brasileña.


Tras prestar juramento ante el pleno bicameral y las delegaciones extranjeras, Rousseff pronunciará el primer discurso de su nuevo mandato y se dirigirá luego al vecino palacio presidencial de Planalto.

Desde un balcón del palacio conocido como "parlatorio", la mandataria hablará entonces para el público y posteriormente recibirá el saludo de los jefes de Estado y de Gobierno presentes en la investidura.

Luego pondrá en funciones a los 39 ministros de su nuevo gabinete, posará para la fotografía oficial de la investidura y se dirigirá al cercano Palacio de Itamaraty, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde será ofrecido un cóctel para las autoridades extranjeras y otros cientos de invitados, con el que se pondrá fin a las ceremonias.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores