Esposa de Nisman declara ante fiscal en medio de diligencias para esclarecer muerte

Además del testimonio de Sandra Arroyo, esta jornada el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, insistió en que la denuncia del persecutor no fue autoría de éste. "Está plagada de horrores jurídicos", dijo.

23 de Enero de 2015 | 16:49 | AFP
EFE

BUENOS AIRES.- Declaraciones testimoniales, revisión de horas de filmación y varios, son parte de las diligencias que la justicia argentina realiza a contrarreloj para esclarecer la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien había acusado a la Presidenta Cristina Fernández de encubrir la participación de Irán en un atentado antisemita en 1994.


La jueza Sandra Arroyo, ex esposa del persecutor y madre de sus dos hijas, acudió este viernes a declarar ante la fiscal Vivian Fein, quien investiga el deceso de su colega calificado por ahora como "muerte dudosa".


Nisman apareció muerto en la víspera de explicar ante el Congreso la acusación contra Fernández y su canciller, Héctor Timerman.


"Nadie quería más que Nisman viviera y contestara las preguntas (de diputados) que la Presidenta y yo", escribió el ministro de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter.


Fernández había evocado primero la hipótesis del suicidio del fiscal, pero ayer jueves dijo estar convencida de lo contrario y que fue manipulado en el marco de un complot contra el Gobierno, que atribuye a una operación de agentes de inteligencia.


"El suicidio (que estoy convencida) no fue suicidio. Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible", escribió la Mandataria en su perfil de Facebook.


"Plagado de horrores judiciales"


El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, insistió esta jornada en que la denuncia de Nisman de 300 páginas -hecha pública por el juez Ariel Lijo dos días después de la enigmática muerte- no fue autoría del propio procurador.


"Está plagada de horrores jurídicos. Está escrito pésimamente mal, es imposible que lo haya escrito el fiscal", dijo en la Casa Rosada.


En los últimos días, dos de los diez custodios que Nisman tenía oficialmente asignados fueron sumariados hasta que expliquen por qué no alertaron más rápidamente que el fiscal no respondía a sus llamados.


Vecinos del lujoso edificio en el barrio Puerto Madero donde vivía el persecutor también fueron citados a dar testimonio en la fiscalía, que analizó largas horas de grabación de las cámaras de seguridad en el lugar.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores