Preparan ejecución de asesino que ayudó a preparar el mayor escape carcelario de Texas

Donald Newbury, de 52 años, sería el tercer miembro de los "Texas 7" ejecutado por el crimen a tiros de un policía que interrumpió el robo en una tienda de artículos deportivos en diciembre de 2000.

04 de Febrero de 2015 | 18:09 | AP

TEXAS.- Un ladrón tres veces convicto que ayudó a preparar el mayor escape carcelario en la historia de Texas, sería ejecutado este miércoles por el asesinato de un policía de un suburbio de Dallas cuando su notoria pandilla estaba a la fuga.

Donald Newbury, de 52 años, sería el tercer miembro de los "Texas 7" ejecutado por el asesinato a tiros de Aubrey Hawkins, un policía de Irving que interrumpió el robo por los fugitivos en una tienda de artículos deportivos en diciembre de 2000.

El asesinato ocurrió 11 días después de la fuga de los convictos. La pandilla fue capturada un mes más tarde en Colorado.

Los abogados de Newbury le pidieron a la Corte Suprema de Estados Unidos que suspendan la ejecución, argumentando que los abogados previos fueron deficientes y las cortes no proveyeron fondos adecuados para que un experto de la defensa explicase cómo los abusos sufridos de niño por Newbury influyeron en su conducta violenta.

"El pedido de Newbury no es más que un intento sin mérito de posponer su ya demorada ejecución", dijo Tomee Henning, asistente del fiscal general de Texas, en declaraciones a la corte.

La evidencia mostró que la pandilla encabezada por George Rivas, que cumplía 17 condenas de cadena perpetua, dominó a guardias de la Unidad Connally del departamento correccional de Texas el 13 de diciembre del 2000. Los reclusos se metieron en la armería de la prisión, se robaron armas y se fueron en un camión robado.

Dos días más tarde, Rivas y Newbury asaltaron una tienda de RadioShack en un suburbio de Houston y se robaron productos electrónicos, incluyendo monitores de comunicaciones policiales.

"Rivas era el líder y daba las instrucciones y Newbury era uno de los tipos que apuntaba la pistola y amenazaba a todo el mundo", dijo Toby Shook, el fiscal de Dallas que los enjuició. "Rivas lo usaba como su matón".

Once días después de escaparse, la pandilla asaltó la tienda de artículos deportivos y cuando Hawkins acudió al lugar fue baleado 11 veces, sacado de su patrulla y atropellado con un SUV robado.

La pandilla fue capturada un mes más tarde.

Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores