EMOLTV

Nigerianos votan en la elección presidencial más reñida de la historia de su país

Los comicios se realizan este sábado bajo la latente amenaza del grupo yihadista Boko Haram, que anunció atentados para este día.

28 de Marzo de 2015 | 06:10 | AFP
imagen
AP

ABUYA.- Nigeria elige este sábado a su presidente, en los comicios más disputados en la historia del país más poblado de África, marcado por la violencia de Boko Haram, la caída de los precios del petróleo y una corrupción endémica.


Con algo de retraso, los colegios electorales empezaron a abrir. De los 173 millones de habitantes con que cuenta el país, 68,8 millones de electores están llamado a las urnas en unos comicios presidenciales y legislativos.


El presidente saliente, Goodluck Jonathan, candidato a la reelección, tenía previsto votar en su ciudad natal de Utuoke, en el estado de Bayelsa.


Su principal opositor, el ex general Muhammadu Buhari, depositará su voto en su feudo de Daura, en el estado de Katsina, donde las calles estaban decoradas con escobas de paja, el símbolo del cambio del Congreso Progresista (APC, opositor).


Buhari, que gobernó Nigeria a mitad de los años 80 al frente de una junta militar, promete combatir la corrupción y la inseguridad con firmeza, aunque asegura ser "un convertido a la democracia".


El Partido Democrático Popular (PDP), en el poder desde el final de las dictaduras militares y el regreso a la democracia en 1999, podría perder en esta ocasión, ante una oposición más fuerte y unida que nunca.


Para vigilar el buen desarrollo de las elecciones han sido desplegados miles de observadores internacionales.


La comisión electoral espera poder evitar el fraude gracias a un nuevo sistema de lectores de tarjetas electorales electrónicas, que se experimenta por primera vez. Los resultados se esperan en 48 horas desde el cierre de los colegios.


Boko Haram amenaza


Bajo el mandato de Goodluck Jonathan, Nigeria se ha convertido en la primera potencia económica de África. Sin embargo, la caída de los precios del petróleo preocupa mucho en el mayor productor del continente.


A nivel de seguridad, el Ejército nigeriano anunció el viernes que recuperó el feudo islamista de Gwoza, y presume de haber destruido el califato proclamado por Boko Haram, como parte de una ofensiva militar efectuada en los dos últimos meses con ayuda de países vecinos.


No obstante, es improbable que las victorias recientes contra Boko Haram, aliado del grupo Estado Islámico, borren de la memoria de los electores la falta de reactividad del presidente frente al auge yihadista.


Desde 2009, la insurrección de Boko Haram y su represión han causado más de 13.000 muertos y 1,5 millones de desplazados.


El grupo yihadista está perdiendo fuerza, pero amenazó con perturbar las elecciones y en las últimas semanas demostró que es capaz de llevar a cabo atentados suicidas.


Las autoridades han desplegado un importante dispositivo de seguridad en el país, y han invitado a la población a limitar sus movimientos.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol