EMOLTV

Condenado a muerte que pasó 30 años en la cárcel salva su vida y quedará en libertad

El recluso había sido acusado de robo y homicidio, pero una jueza desestimó los cargos contra él.

03 de Abril de 2015 | 03:51 | AFP
imagen

Anthony Ray Hinton.

AP / Departamento Correccional de Alabama

WASHINGTON.- Treinta años de prisión y la perspectiva de enfrentar el cadalso quedarán atrás para un afortunado reo en Alabama (EE.UU.) después de que una jueza decidió desestimar los cargos de robo y asesinato que pesaban sobre él.

Anthony Ray Hinton, quien tiene hoy 59 años de edad, será puesto en libertad este viernes tras su saga como uno de los reclusos que ha pasado más tiempo en el "corredor de la muerte".

La magistrada Laura Petro, del tribunal del Condado de Jefferson, encarpetó los cargos contra el hombre cuando abogados de la Iniciativa de Justicia Equitativa (Equal Justice Initiative, EJI) demostraron que no había suficiente evidencia para vincularlo a crímenes ocurridos en 1985.

"Estamos felices de que finalmente sea liberado, porque pasó innecesariamente muchos años en el corredor de la muerte de Alabama cuando la evidencia a favor de su inocencia era tan clara", dijo su principal representante, Bryan Stevenson.

El jurista recalcó que Hinton, de raza negra, fue culpado en parte por el color de su piel. "La raza, la pobreza, la asistencia legal inadecuada y la indiferencia de la fiscalía para con un hombre inocente conspiraron en la creación de este ejemplo de injusticia que es para un libro de texto", aseveró.

Pistas insuficientes

Hinton había sido acusado injustamente de cometer el asesinato a balazos de dos personas durante el atraco a una cadena de comida rápida en Birmingham. Pese a que no se encontraron testigos fiables ni huellas, la policía lo responsabilizó de los crímenes.

Ese mismo año, hubo un episodio similar en otro restaurante cuyo gerente resultó gravemente herido de bala. El ejecutivo identificó a al hombre como sospechoso, pese a que el acusado argumentó que estaba trabajando a 24 kilómetros del lugar en ese momento.

La policía confiscó una pistola que pertenecía a la madre de Hinton y la vinculó a los tres crímenes.

Durante sus tres décadas en prisión, el recluso siempre insistió en su inocencia. Durante la extensa investigación, especialistas forenses, incluyendo un ex agente del FBI, examinaron el arma confiscada y concluyeron que no era la que había sido usada en los homicidios.

Hinton es la persona número 152 que sale del corredor de la muerte desde 1973 y la segunda en ser exonerada este año, según el Centro de Información de Penas Capitales.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol