Tribunal que juzga a líder opositora en Myanmar rechaza a tres testigos de la defensa

"Había 14 testigos por parte de la acusación pero sólo habrá un testigo de la defensa. ¿Eso es justo?", se preguntó indignado el abogado de Aung San Suu Kyi.

27 de Mayo de 2009 | 11:57 | DPA

RANGÚN.- El tribunal especial que juzga a la líder de la oposición en Myanmar, Aung San Suu Kyi, en la prisión de Insein, rechazó hoy a tres de los cuatro testigos presentados por los abogados de la defensa en el controvertido juicio que podría finalizar el viernes, según informó uno de sus abogados.


"Rechazaron a U Win Tin, a U Tin Oo y a Daw Khin Mo Mo como testigos de la defensa", comunicó el abogado de Suu Kyi, Nyan Win. El tribunal sólo aceptó a Kyi Win, un abogado, como testigo de la defensa. Testificará mañana.


"Había 14 testigos por parte de la acusación pero sólo habrá un testigo de la defensa. ¿Eso es justo?", se preguntó indignado Nyan Win.


"Es posible que el veredicto se emita el viernes", dijo a periodistas hoy después de una sesión del tribunal.


En tanto, el principal partido opositor de Myanmar exigió hoy la puesta en libertad de todos los presos políticos y su líder Aung San Suu Kyi.


La líder opositora ha pasado los últimos seis años bajo arresto domiciliario y se enfrenta a otros cinco años de prisión si es declarada culpable de los nuevos cargos que le imputa la Junta Militar.


Cientos de miembros de la Liga Nacional para la Democracia (NLD, en sus siglas en inglés) se reunieron frente a la sede de su partido en Rangún para conmemorar el decimonoveno aniversario de su victoria nunca reconocida en las elecciones generales de 1990.


En las elecciones del 27 de mayo de 1990 la NLD obtuvo el 80 por ciento de los escaños en el Parlamento. Suu Kyi se habría convertido en jefa de Gobierno, pero la Junta Militar no reconoció el resultado e impidió durante los últimos 19 años que la NLD asumiera el poder.


Suu Kyi, una de los más de 2.000 presos políticos en Myanmar, lleva seis años bajo arresto domiciliario acusada de amenazar la seguridad nacional con actos electorales en el centro de Myanmar.


Aunque expiraba hoy su arresto, permanece en la prisión de Insein, donde continúa el juicio contra ella ante un tribunal especial. Se la juzga por violación de las condiciones del arresto domiciliario al haber permitido a principios de mes una visita del estadounidense John Yettaw a su casa.


"Tenía intención de comunicar el incidente a través de mi médico, pero no fue autorizado a visitarme el 7 de mayo", declaró Suu Kyi durante la vista del martes. "En su lugar, vino la policía", aseguró.


El enjuiciamiento de Suu Kyi ha sido ampliamente criticado por la comunidad internacional, que sospecha que la Junta quiere apartar a Suu Kyi de las elecciones generales programadas para el próximo año.


Incluso algunos de los más allegados aliados de Myanmar, pertenecientes a la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), han manifestado su preocupación por el caso.
El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por su parte, exigió ayer al régimen militar la "inmediata e incondicional" liberación de Aung San Suu Kyi.


El juicio pone "en tela de juicio la voluntad del régimen birmano de ser un miembro responsable de la comunidad internacional", advirtió el Mandatario norteamericano.


"Ésta es una importante oportunidad para el gobierno de Myanmar de demostrar que respeta sus propias leyes y a su propio pueblo, que está listo para trabajar con la Liga Nacional por la Democracia y otros grupos étnicos y opositores, y está preparado para impulsar la reconciliación", añadió Obama.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores