Ecuatorianos piden la muerte de "Betty la Fea"

Aunque es una de las telenovelas que más éxito ha cosechado en ese país, los televidentes ya están aburridos de que cada capítulo se alargue con interminables bloques publicitarios y apenas se vean diez minutos nuevos de la historia.

27 de Abril de 2001 | 13:16 | EFE
QUITO.- A pesar de ser la serie televisiva que más éxito ha cosechado en este país y de que ha cambiado, incluso, las costumbres sociales de lo ecuatorianos para no perderse un sólo capítulo, en el país se pide ya la muerte de "Betty la fea".

En las últimas semanas, los ciudadanos asisten a una aburrida y artificial prolongación de la serie colombiana, aunque sigue reportando fuertes beneficios publicitarios a la cadena que la transmite, denuncian hoy dos diarios ecuatorianos.

"Acaben con 'Betty la Fea', antes de que Betty acabe con nosotros", reclama el diario "La Hora", que asegura que tras la transformación de la fea protagonista en una mujer atractiva el argumento comenzó a perder interés.

Mientras que en la primera parte de la serie, la más exitosa, la actriz colombiana Ana María Orozco aparecía horrorosamente vestida, con gafas, espesas cejas, algo de bigote, un aparato de corrección dental y risa siniestra, ahora es una mujer muy atractiva y presidenta de la empresa donde sufrió burlas y marginación.

La clave del éxito de esta telenovela fue, precisamente, que valorizó a una mujer corriente, que además era muy honesta, y huía del prototipo de las protagonistas espectaculares de otras novelas televisivas latinoamericanas.

Sin embargo, ahora ha llegado el momento de "matar a la gallina de los huevos de oro", considera por su parte el diario "El Comercio", que critica que desde hace meses en "Betty la Fea" no pasa nada y perderse diez capítulos "no significa gran cosa".

En Ecuador, cada capítulo se alarga con largos bloques publicitarios y apenas se ven diariamente diez minutos nuevos de la serie, ya que se incluyen partes del día anterior y cortos avances del siguiente.

El negocio que significa hace sospechar que "no nos libraremos pronto de ese monstruo" al que, como Frankenstein, su creador "no supo cómo controlar", señala "El Comercio".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores