"Betty la Fea" termina con récord de teleaudiencia

Aunque no han sido anunciados los resultados de las mediciones, se estima que el capítulo final copó alrededor del 60% de la sintonía de la televisión colombianna.

09 de Mayo de 2001 | 11:10 | AP
El matrimonio de Betty y Armando. BOGOTA.- "Yo soy Betty la Fea", la telenovela de mayor éxito en la televisión colombiana, concluyó la noche del martes con un récord de audiencia, tras la emisión de 335 capítulos de media hora durante 19 meses.

Aunque no han sido anunciados los resultados de las mediciones, se estima que el capítulo final copó alrededor del 60% de la sintonía de la televisión nacional. Como promedio, su índice de sintonía fue del 45%, equivalente a unos 14 millones de televidentes, según Ibope, el instituto encargado de este tipo de investigaciones.

El presidente Andrés Pastrana dijo al concluir la novela que el tiempo que duró la emisión de la serie fue un período refrescante para Colombia.

"Cuando veíamos a Betty era como descansar, uno se reía, podía cambiar el trajín del día. Yo trataba de verla permanentemente", dijo Pastrana.

En el capítulo final, Betty apareció sin sus horribles anteojos y los ganchos dentales para la cita de su vida en el día de su boda con don Armando. Aunque su feo aspecto -que mostró durante casi toda la telenovela- ya había sido mejorado, vestida de novia se veía hermosa y radiante de felicidad.

"El final feliz fue un triunfo del amor sobre el rencor y esto es importante en un país que necesita mucho del perdón", dijo el actor Jorge Enrique Abello, uno de los protagonistas, al destacar cómo Betty se sobrepuso al engaño a que fue sometida por el hombre que amaba, le otorgó su perdón y logró así salvar su amor.

En una sociedad que rinde tributo a la belleza y a la riqueza, Betty, pobre y fea, logró triunfar, después de superar situaciones azarosas y cómicas.

La joven llegó a la empresa de vestidos Ecomoda como secretaria de don Armando, presidente de la empresa, y terminó siendo dueña de la misma, al menos en el papel, y dirigiéndola, tras salvarla de la quiebra.

Aunque se destacan estos aspectos positivos, el fiscal general de la Nación, Alfonso Gómez Méndez, encontró que don Armando, y Betty en su afán de salvar a Ecomoda, se pasearon sin escrúpulos por las páginas del Código Penal.

Para abaratar costos trajeron telas de contrabando, eludiendo el pago de impuestos.

Endeudados hasta el cuello con los bancos y evitar que los acreedores se apoderaran de la compañía, don Armando traspasó a Betty la propiedad de Ecomoda, incurriendo al hacerlo en falsedad, estafa y fraude procesal.

Como todo esto si fuera poco, don Armando se apoderó subrepticiamente del diario de Betty, en donde ella había dejado escritos sus tormentosos días de amor, burla y desprecio de don Armando, incurriendo en violación de correspondencia.

Hubo sin embargo un momento de pudor. Betty, tras vacilar un poco, se negó a aceptar un soborno que le ofreció un productor de telas para convertirse en el proveedor de Ecomoda.

Para muchos comentaristas de prensa, el análisis de tipo legal hecho por el fiscal comprueba que el libretista Fernando Gaitán lo único que hizo fue reflejar en una telenovela la realidad de Colombia, país con altísimos índices de criminalidad, especialmente en materia de homicidio.

En Colombia se cometieron el año pasado 26.540 homicidios, lo que corresponde a 62,7 crímenes por cada 100.000 habitantes, más de 30 veces los cometidos en países como Canadá, Corea, España y Japón, donde la tasa es menor a 2 muertes violentas por cada 100.000 habitantes.

No hubo, sin embargo, homicidios en la telenovela, algo refrescante para esta nación de 42 millones de habitantes, donde las matanzas perpetradas por guerrilleros, paramilitares y delincuentes comunes constituyen ya una rutina diaria.

El actor Abello, dijo que la realización de la telenovela exigió un enorme esfuerzo a todo el elenco, especialmente en los capítulos finales.

"Después de terminar la grabación de la telenovela (el 30 de abril) me he dedicado a dormir durante muchas horas. Por fin he podido volver a ver los atardeceres", manifestó Abello.

"Me he quitado un gran peso de encima. Me siento como los presos que logran su libertad tras una larga condena", dijo por su parte el libretista Gaitán.

La actriz Ana María Orozco Ahora Abello, la protagonista Ana María Orozco y otros actores de reparto, estudian jugosas ofertas para nuevas telenovelas, aunque un éxito como el de Betty se ve pocas veces en la televisión colombiana.

"Betty es el caballo de Troya para incursionar con nuestras telenovelas en los mercados internacionales", dijo Mario Ribero, su director.

La teleserie ya es un fenómeno internacional: Se presenta en 22 países, tiene una audiencia estimada en 80 millones de televidentes y para el canal RCN fue una tabla de salvación en momentos de grave crisis económica.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores