Murió el actor británico Paul Scofield, ganador de un Oscar

El artista de cine y teatro, que padecía de leucemia, era uno de los intérpretes de Shakespeare más reconocidos.

20 de Marzo de 2008 | 09:04 | DPA
El actor de cine y teatro británico Paul Scofield, uno de los intérpretes de Shakespeare más prestigiosos del Reino Unido y ganador de un Oscar, murió a los 86 años, según comunicó hoy su agente.

El intérprete, que vivía retirado desde hace tiempo, padecía leucemia desde hace años. Según su agente, falleció el miércoles en una clínica cercana a su vivienda en el condado de Sussex, cerca de Londres.

Scofield ganó el Oscar al mejor actor en 1966 por interpretar a Tomás Moro en el drama histórico "A Man for All Seasons", de Fred Zinnemann. Los críticos consideraron en aquel entonces "extraordinaria" su interpretación del teólogo que se enfrenta a Enrique VIII (Robert Shaw) por la relación de Estado e Iglesia y finalmente es decapitado.

Otro de sus papeles cinematográficos más recordado fue el de combatiente de la resistencia en "The Train" (1964). Además, fue muy alabado su trabajo de agente secreto en "Scorpio" (1973). En ambas películas compartió cartel con el astro estadounidense Burt Lancaster.

En escenarios teatrales de Gran Bretaña y otros países -entre ellos, también Rusia- fue aclamado en la piel de Enrique V, Hamlet, rey Lear y numerosos otros papeles clásicos.
Durante varios años, Scofield, que nació el 21 de enero de 1922 en Hurstpierpoint

(Sussex) como hijo de un maestro de escuela, dirigió la "Royal Shakespeare Company".
A los 17 años, Scofield dejó la escuela de niños de Brighton, donde en obras de teatro había actuado a veces de niña con peluca, y fue directamente al Croydon Repertoire Theatre en el sur de Londres, donde fue formado como actor profesional.

Entre las cualidades destacadas de Scofield, que además de su viuda deja un hijo y una hija, figura su modestia y su estilo de vida reservado.

En varias ocasiones rechazó recibir títulos de parte de la reina Isabel II. No hace falta que a uno lo llamen "Sir", argumentaba. "Si uno realmente quiere tener un título, ¨qué hay de malo con ’Mister’?".

En 2001, sin embargo, tras años de presiones de amigos, colegas y representantes de la casa real, accedió a recibir la prestigiosa orden "Company of Honour", equivalente al título de caballero, pero más exclusiva, porque se limita sólo a 65 personas.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores