Luz Eliana, estrella de la Nueva Ola, vuelve al jazz

Es una figura del pop sesentero pero también es una activa intérprete del cancionero swing. Esta noche, junto a Los Andes Big Band, en el Club de Jazz.

10 de Abril de 2008 | 11:33 | Iñigo Díaz, El Mercurio Online

SANTIAGO.- Hay algo en el origen que vincula a la chilena Luz Eliana con la histórica Ella Fitzgerald. Las dos aparecieron como explosiones en sus propios contextos como adolescentes. La primera dama del jazz en el Teatro Apollo de Harlem y la porteña en el auditorio de radio Portales de Valparaíso en 1961.

Mientras se convertía en figura de la naciente Nueva Ola, Luz Eliana además cantaba piezas popularizadas por Ella Fitzgerald en una suerte de historia paralela, que la llevó a ser conocida por cierto público como “la Ella Fitzgerald chilena”. Esta noche una Luz Eliana de regreso en el swing cierra el ciclo de música femenina en el Club de Jazz.

-No todas las cantantes de jazz cuentan con una orquesta a su orden.
-Es que es mi sonido preferido. Siempre me han gustado las orquestas. Mientras a algunos cantantes les gusta tocar con un trío, yo prefiero la big band. Así fue en mis conciertos de 1964 en el Teatro Astor y en el Gran Palace con Valentín Trujillo y después las grabaciones con las orquestas de Carlos González y Horacio Saavedra

-¿Cómo es una orquesta de jazz?
-Tocaré con la Los Andes Big Band, que dirige Santiago Cerda, en el Club de Jazz. Eso es con cinco saxofones, cuatro trompetas, cuatro trombones, además de los músicos del ritmo: piano, guitarra, contrabajo, batería y, en este caso, tumbadores.

-En los años '60 a Rita Góngora la llamaban la "Billie Holiday chilena", ¿cómo era ser la "Ella Fitzgerald chilena"?
-Mira, no sabía que a Rita Góngora la conocieran así. Es que a ella no la seguí mucho. Cantaba en televisión, le gustaba la música brasileña y era estupenda. A mí siempre me inspiró Ella Fitzgerald. Es casi imposible que una cantante no se detenga a escucharla y sacar algunas cosas para aprender. A mí me pasó desde el comienzo. En el concierto en estaré haciendo standards como los cantaba ella.


Nueva vida, nueva luz

Su show de esta noche incluye además una serie de duetos. Voz y el piano del maestro Jaime Pinto para “Over de rainbow”, voz y contrabajo para “I only have eyes for you”, e incluso voz y batería para “That old black magic”.

Son experimentos que ubican a Luz Eliana nuevamente en la órbita swing. “Antes la Los Andes Big Band me llamaba para cantar como invitada. Ahora yo soy la que invita a una orquesta completa para que me acompañe, después de un receso de catorce años”, dice.

-¿Y qué ocurrió en todo ese lapso?
-Me retiré del mundanal ruido, como se dice. Para desarrollar mi culto cristiano-evangélico. Volví en 2001 para unirme a los artistas de la Nueva Ola que nos presentamos en el Festival de Viña.

-Ahora estás de regreso en la tierra. El jazz es "música pagana".
-Mi corazón está con Dios y todo lo que hago se lo dedico a Él. Pero yo también vivo en la tierra. Mientras canté en un coro religioso nunca me aparté de la música negra. Hice mucho gospel y spirituals también.

-¿Esto se acaba aquí o seguirás cantando jazz?
-No podría parar. De hecho, desde que volví en 2001 no he parado. El próximo 17 abril estaré en San Javier con el New Jazz Trío, del maestro Jaime Pinto y con el trompetista Rodrigo Miranda.

La porteñita Nani

“Así me decían en la revista Ritmo (semanario-barómetro de la cultura pop juvenil chilena)”, cuenta Luz Eliana. Su historia comienza en Valparaíso a inicios de los ’60. Llegó a cantar al auditorio de Radio Portales con uniforme escolar. Miguel Davagnino, productor y disc-jockey la recomendó a Camilo Fernández en Santiago: “Tengo una niña que canta como negra”, le dijo, refiriéndose a su potencia vocal.

No sabían cómo presentarla: Luz Eliana Barraza Valenzuela era demasiado largo. Nani era demasiado corto. Finalmente usaron su nombre de pila: Luz Eliana, como también ocurrió con otras figuras de la Nueva Ola: Cecilia, Marisa, Marisole.

Su primer disco single fue grabado en 1962. Incluyó “Let me call you sweetheart”, que cantaba Judy Garland, “y al reverso tenía un tema de jazz de Brenda Lee: “Lover come back to me”. Inmediatamente después vino el vértigo de la Nueva Ola, “pero yo siempre seguí haciendo presentaciones de jazz, en el Nahuel Jazz Club, del pianista Omar Nahuel, con gente como Roberto Lecaros, Patricio Ramírez, Alfonso Barrios y Waldo Cáceres”.

Luz Eliana y Los Andes Big Band
Club de Jazz (J.P. Alessandri 85)
22:30 horas
$4.000 y $2.500 (estudiantes y tercera edad).
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores