EMOLTV

De aquí a la eternidad

Nicole Natalino dice que estaba tan cansada que terminó retirándose de la música. A pesar de tener diecisiete años, cuando dejó Kudai su exitosísima banda, no daba más. Sin embargo el año pasado juntó fuerzas, convocó a sus aliados Dr. Alfa y Gustavo Pinochet (ambos, ex compositores de los mismos Kudai) y cambió su nombre al de Nico para regresar a la música con Eternidad. Es un efectivo combinado de baladas, guitarras eléctricas y pop a lo Timbaland.

16 de Enero de 2009 | 18:23 |

En estos momentos, Nicole Natalino (19), reconvertida a Nico, podría perfectamente estar vestida de gothic lolita y cantar himnos de angustia adolescente junto a Kudai en México. Sin embargo algo pasó en el camino -"desgaste, cansancio de hacer siempre lo mismo", dice- que la hizo renunciar a la primera agrupación tween pop chilena de éxito internacional.

Y aunque no sobreactúe su lata cuando le preguntan por su ex banda, Natalino separa las aguas desde el mismo librillo de su disco Eternidad (2008, Feria Music). "Con el pasar del tiempo me he dado cuenta de todas las oportunidades que se me han dado en el camino. Creo que esta oportunidad de volver a la música ha sido lo mejor que me ha podido pasar", escribe.

¿Volver a la música con diecinueve años? Efectivamente: la cantante comenzó oficialmente a los once años en el grupo Ciao! (2000), dedicado a cubrir hits del siempre generoso pop italiano y que el 2003 se convertiría en Kudai. Tres años después renunciaría al proyecto y a la música. "Siempre supimos que esto podía sucedernos a cualquiera de los cuatro y siempre hemos dicho que quizás sólo uno llegue hasta el final. Somos adolescentes, estamos creciendo y estamos tomando decisiones para el futuro de nuestras vidas", señalaba el resto de la banda a fines de julio de 2006. A pesar de todo la banda continuó (actualmente están radicados en México) y Nicole Natalino fue reemplazada por la ecuatoriana Gabriela Villalba.

Sin embargo el año pasado, durante un semestre, Nicole Natalino estuvo trabajando en silencio en lo que llegó a ser hoy Eternidad. Un disco que busca la proyección fuera de nuestras fronteras, valiéndose de efectivas piezas de pop-rock con baladas, estruendos guitarreros y guiños a las producciones de Timbaland. Todo esto gentileza de Dr. Alfa y Gustavo Pinochet. Ambos han trabajado componiendo y arreglando para los mismos Kudai.

-Llama la atención que alguien hable de "volver a la música" sin cumplir veinte años.
-Es que partí muy chica. Además, tengo la sensación de que se me dieron muchas oportunidades que rechacé. Sentí que mi tiempo en la música se había acabado. Estaba cansada. Por eso es un paso para mí hacer este disco. Es como la conclusión de toda una etapa. Nunca pensé que iba a volver a grabar canciones ni a cantar.

-¿Qué había pasado con Kudai?
-Tenía diecisiete años y estaba cansada de la rutina. Salir de gira con Kudai era estar todos los días haciendo lo mismo, sin tener vacaciones y de repente, ¡pff!. Fue un exceso de todo, en verdad, hasta que todo se me juntó. Salir de eso fue un descanso.

-¿Cuáles son las diferencias básicas con tu anterior proyecto?
-Yo creo que estoy marcando bien la diferencia. Esto es algo más solitario y por eso más propio. Me metí en todo el proceso de la composición, las letras, la música. Trabajé mucho con Dr. Alfa y Gustavo Pinochet, productores y músicos, para hacer algo bueno. Los temas van de lo rockero a las baladas. Es una mezcla.

-Es interesante que Eternidad no apele ni al pop-punk o al reggaetón, estilos que han colonizado el pop juvenil...
-Pienso que hay que marcar un poco la diferencia. También no irse a lo más seguro.

-¿Cuál es tu canción favorita del disco?
-Uno siempre termina con un tema preferido, es verdad. Aunque en general todos los temas del disco me gustan y me generan recuerdos.  Pero destaco "Eternidad", es lentito, super relajado. Además tiene una frase que me gusta y entiendo: "te esperaré vestida de eternidad".

-¿Y qué piensas de las otras cantantes o grupos adolescentes que salen en televisión?
-Me parece bien que existan "grupos del momento" apoyados por alguna miniserie. Eso siempre va a llamar la atención de los niños. Son jóvenes talentosos.

-Pero a diferencia de ellos tú no explotas ni lo "adolescente" ni lo "sexy". ¿Elegiste otro camino, o no?
-Me preocupé bastante en todo lo relacionado al vestuario y la imagen. Quería ser "yo". Si tú me ves en la calle, me visto así como en las fotos del disco, con jeans y polera. Me gusta esa actitud relajada y más madura. Así me gusta cuando estoy en el escenario. Cuando uno es más chico busca su identidad. Ahora uno ya sabe lo que quiere.

-¿Qué esperas con este regreso a la música a través de Eternidad?
-La idea es internacionalizarse. Creo que lo estoy logrando. Estamos haciendo promoción en Argentina, México, Perú y Colombia, entre otros países. Es que ahora todo es al tiro. Lo subes a Internet y ya te están llamando. Es lo mejor de MySpace.

Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo