EMOLTV

El dilema del baladista

El cantante pop español pasó por Santiago para presentar su cuarto disco, Calle ilusión, y para sumar su nombre a la cartelera internacional de los próximos meses. De paso, deja en claro aquí lo inolvidable que es el público en Viña.

23 de Marzo de 2009 | 14:15 |

Álex Ubago no se mueve de su natal España para mantener su carrera de baladista y cantante pop internacional. En la portada de su actual disco, Calle ilusión, posa en alguna avenida de la ciudad de San Sebastián, y en el videoclip de su nuevo single, "Me arrepiento", aparece en el campo, en la nieve y en el mar, pero no tuvo que ir lejos para buscar esas locaciones.

-Lo rodamos en la costa de la provincia de Gerona, que es un sitio perfecto porque necesitábamos paisajes muy diferentes y en esa región los hay muy variados. Las escenas de nieve las hicimos a una hora de Barcelona -explica Ubago, uno de los nombres más recientes de la balada en castellano, que en "Me arrepiento" vuelve de hecho a cantar sobre asuntos como el amor, la distancia y la añoranza.

-¿Por qué elegiste esa canción para empezar el disco nuevo?
-Quería salir con una canción con la que la gente me relacionara -explica el cantante a su paso por Chile-. Han pasado más de dos años del último disco (Aviones de cristal, editado en septiembre de 2006) y decidimos salir con esta balada, aunque bueno, creo que el disco tiene bastante amplitud. Tampoco es un disco de puras baladas y me gustaría que la gente lo conociera en su variedad.

Parte de ese cambio tiene que ver con la elección de los músicos argentinos Cachorro López y Sebastián Schon como productores de Calle ilusión. El primero de ellos ya ha trabajado en álbumes recientes de los mexicanos Belanova y Julieta Venegas, y tiene en su currículum el haber pertenecido a la banda del cantante Miguel Mateos en plena era del pop latino de los años '80.

-Tenía hace tiempo ganas de trabajar con ellos -dice Ubago, que grabó sus tres discos previos, ¿Qué pides tú? (2001), Fantasía o realidad (2003) y Aviones de cristal (2006) con el productor español Jesús Gómez-. Estoy feliz de cómo quedaron esos discos, pero me apetecía cambiar y probar con alguien nuevo.

-¿Suena un poco más rockero con el nuevo sonido?
-En parte hemos conseguido darle una cierta fuerza a mi sonido pero sin perder mi sello de siempre. No podría decir que se ha endurecido, pero sí tiene más energía, y luego lo que tiene de bueno Cachorro es su trayectoria tremenda haciendo cosas muy distintas, rock, pop, produciendo artistas diferentes entre sí.

-¿Cómo ves en retrospectiva ahora tus discos anteriores, desde ¿Qué pides tú? en adelante?
-Hombre, pues ese primer disco fue algo grande. Partió como un proyecto muy humilde, pero ya tener la oportunidad de grabarlo era la leche. Y fue creciendo poco a poco hasta llegar a un punto que jamás me hubiera imaginado. En el segundo puse las canciones que escribí durante la gira del primer disco, y remarcaría que me permitió abrir las puertas de Latinoamérica. Y en Aviones de cristal habían sido más de cuatro años sin parar, la verdad, así que lo hice después de un descanso. Es el disco en el que más me he involucrado en la producción entre los tres primeros.

-¿Cómo te manejas con ser un cantante de fans?
-Digamos que lo vivo bien. Tengo la sensación de que hay fans de todo tipo. En mis conciertos el público puede ser más femenino, pero veo gente de todas las edades, niñas, adolescentes, jóvenes, gente mayor, ancianos. Mis canciones y mi estilo pueden ser de un cantautor pop, pero tampoco sé si me gusta que me encasillen como baladista. Sobre el tema de los fans, me considero una persona bastante normal, no soy un artista inalcanzable para los fans, y trato de comunicarlo.

-¿No es un contrasentido ser una estrella pop y no parecerlo?
-Es que tampoco tomo una actitud diferente a como soy yo. Cuando estoy en un escenario obviamente no es como si fuera a comprar el pan, pero mi personalidad es la misma.

Álex Ubago se ha presentado un par de veces en nuestro país en 2004 y 2007, con su show completo y como parte del Festival de Viña, y deja anunciada una tercera visita para 2009. "Tengo unos recuerdos increíbles de las dos veces que he estado en Chile, y de seguro voy a volver alrededor de mediados de año con mi banda. No hay una fecha concertada, pero esperamos estar tocando seguro en México, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela, Uruguay…

-¿Cómo recuerdas tus dos venidas previas?
-Hombre, pues muy bien. Mi show largo lo disfruto más, tengo la posibilidad de estar más tiempo arriba del escenario, pero en lo de Viña tuve la oportunidad de ser jurado, de estar ahí toda la semana, y la verdad es que tocar ahí delante de… -hace una pausa- ¿Cómo es que lo llamaban?

-El monstruo -le recuerda alguien de su entorno.
-El monstruo, joder, no me acordaba. Disfruté mucho tocar delante del monstruo.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo