EMOLTV

Radiohead ofrece intensa noche en el Nacional

A pesar de los desperfectos técnicos que obligaron a retirarse a la banda a 20 minutos de iniciado el show, brindaron un show potente. Y remataron inesperadamente con "Creep", su primer éxito y que la banda había dejado de tocar hace años.

27 de Marzo de 2009 | 00:09 | Juan Carlos Ramírez, El Mercurio Online
imagen

Radiohead sació las expectativas de los 25 mil fans que repletaron la Pista Atlética del Estado Nacional.

Claudio Caiozzi, El Mercurio

SANTIAGO.- Radiohead sació las expectativas de los 25 mil fans que repletaron la Pista Atlética del Estado Nacional. Rodeados de tubos de colores y juegos de luces, los británicos, como era de esperar, interpretaron casi todos sus hits de épocas dispares en estilo: "Karma police", "Paranoid Android", "Pyramid song", "There there", "Videotape". Además, claro de canciones de In Rainbows (2007) como la emocionante "House of cards".

Recordemos que este disco marcó un hito al ser lanzado por internet, dándole la opción al oyente de ponerle precio. Sin embargo muchos acusaron a la banda de haber montado con esto una mera campaña de marketing.

A eso de las 21:20, a unos veinte minutos de iniciado el show, fallaron los computadores, haciendo enojar a Thom Yorke, el vocalista. Vale la pena destacar que la banda había visto desde la cancha la presentación de los "teloneros" de Kraftwerk, los robotizados alemanes precursores de la eléctrónica. El público fue indiferente con ellos.

Pero volvamos a Radiohead. El show, con un setlist prácticamente idéntico al del pasado martes en Argentina, provocó el asombro de los espectadores. Tanto por el escenario "ecológico" (el plan de la banda es ahorrar lo máximo posible de luz y evitar elementos contaminantes) como por el extraordinario manejo del repertorio que va desde el rock/pop convencional hasta extensos pasajes avant-garde.

Cuando ya todos creían que el show había terminado, Radiohead regresó al escenario para tocar "Creep". Fue su primer éxito, a fines de 1993 y habia sido vetada por la misma banda desde 2003. Se supone que la odiaban. Sin embargo tocarla para sus fans Sudamericanos, demuestra que más que Coldplay, ellos son los nuevos U2. Con toda la parafernalia y la distancia del rockstar, aunque ellos insistan en negarlo.

Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo