Relato de Clara Rojas sobre su cautiverio en Colombia ya está en librerías chilenas

Hoy llegó a las estanterías locales "Cautiva", en que la ex rehén de las FARC se adentra en sus seis años en la selva, su embarazo en el secuestro y su amistad rota con Ingrid Betancourt.

13 de Abril de 2009 | 17:07 | El Mercurio Online

El libro está desde hoy en las librerías locales a un valor promedio de $9.900.

Editorial Norma

SANTIAGO.- El secuestro y la guerrilla son tal vez los problemas que más han determinado la realidad de Colombia en los últimos años. Su política interior, exterior, y hasta su vida cotidiana y estados de ánimo están determinados por lo que hacen y dejan de hacer las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Por esto, el tema no podía tardar mucho en ser recogido por la industria editorial colombiana, y una prueba de ello la tuvimos en forma más o menos reciente en la última Feria del Libro de Santiago, con el país cafetero como invitado de honor.

Allí se presentaron, entre otros, títulos como "Mi fuga hacia la libertad", del ex rehén de las FARC John Pinchao, quien logró escapar tras ocho años de cautiverio; o "Últimas noticias de guerra", una investigación del periodista Jorge Enrique Botero acerca de la vida de los rehenes de esa misma organización guerrillera.

Así, no podían tardar mucho en llegar los títulos firmados por los más prominentes nombres del conflicto colombiano. La ex candidata presidencial Ingrid Betancourt tiene el suyo en camino, pero su otrora compañera de fórmula, Clara Rojas, se le adelantó.

Hoy llegó a las librerías chilenas "Cautiva", el libro en que la ex rehén de las FARC relata sus seis años de cautiverio que comenzaron el 23 de febrero de 2002, cuando la guerrilla interceptó el vehículo en que viajaba junto a Betancourt, pese a las advertencias que les hicieron de no adentrarse en una zona de "alto riesgo" de secuestros.

La decisión de realizar de todos modos ese recorrido es calificada en el libro como un gran error por parte de Rojas, lo único que verdaderamente se cuestiona y de lo que se arrepiente.

El resto es el relato de la vida cautiva, incluida su relación con Ingrid Betancourt, enfriada totalmente a poco andar, tras un inicio de absoluto apoyo mutuo.

Las razones de ese distanciamiento son relatadas por Rojas con relativa apertura. Sin embargo, hay sólo un aspecto que aquí también se niega a abordar: Las circunstancias que rodean su embarazo y la identidad del padre de su hijo Emmanuel, al que habría concebido con un guerrillero. "Ese tema lo tengo reservado para mi hijo", dijo a El Mercurio en una entrevista publicada el domingo.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores