El mejor Michael Jackson revive en el documental "This is it"

A cuatro meses de su muerte, la cinta basada en los últimos ensayos del cantante demuestra que los prejuicios hacia su regreso eran infundados: Jackson, en excelente forma artística, preparaba un concierto en grande.

28 de Octubre de 2009 | 08:03 | Sebastián Cerda, El Mercurio Online

Vea el trailer del documental

Su glamoroso estreno

SANTIAGO.- Michael Jackson canta deliberadamente a media máquina "Wanna be startin' somethin' ", pero su voz de todos modos logra lucirse a ratos. La banda suena casi perfecta, pero cuando termina el tema el cantante se ve insatisfecho: Su bajista no está dando con el groove funky que él espera, y que reproduce con su voz.

Es el inicio de "This is it", la cinta presentada como un documental basado en los ensayos para el frustrado regreso a los escenarios del "rey del pop" —en julio pasado—, pero que tiene a los elementos documentales sólo como el sabroso complemento de un filme cuyo mayor peso es musical.

Son los ensayos, sí, que muestran a un Jackson intepretando sus mayores éxitos en el espectacular entorno que ideó el director (de los conciertos y de la cinta) Kenny Ortega, pero que también lo muestran como el artista integral y dueño absoluto del espectáculo, que se mostró ya al inicio de la película: No hay detalle que Jackson deje al azar o en que su opinión no se haga escuchar.

Generaba curiosidad "This is it", tanto por el relativo morbo de ver las últimas imágenes del fallecido cantante como por comprobar qué tan bien se encontraba de cara a sus venideros conciertos. Una inclinación que tiene implícita una marcada desconfianza en las capacidades del artista en sus días finales, pero que no es condenable: No olvidemos que los registros de Jackson inmediatamente anteriores al anuncio de su regreso, lo mostraban en silla de ruedas y con el rostro cayéndosele a pedazos.

Y aunque en el filme no se ve del todo saludable —su figura luce extremadamente delgada—, ello no es impedimento para demostrar que años de dañinas excentricidades y autoflagelaciones no lograron minar la sustancia de un artista genial.

Michael Jackson mantiene lo mejor de su voz, y hace gala de un carisma y presencia que sólo los más completos artistas pueden lucir. Y aunque su sensibilidad en el baile no es la misma de sus mejores tiempos, a los 50 años aún es capaz de asombrar con sus insignes pasos y coreografías.

Así, y alternando con las declaraciones de todo el staff del concierto e imágenes de los distintos procesos del regreso —como un enorme casting para bailarines y la producción de elaborados clips—, termina por mostrarse lo más cercano a lo que ese show hubiera sido, y que en ese estado aún larvario luce amplias cuotas de espectacularidad.

Es conmovedor ver a ese Jackson, como también lo es el paralelo con su biografía final: "This is it" muestra a un artista luminoso, absoluto e irrepetible, pero que en el continuo descendente en que acabó por conducir su vida terminó por privarnos dolorosamente de su genio excepcional.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores